Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El Canaya no hace pie en la Superliga, en la que sigue sin ganar en cuatro fechas disputadas. Perdió 4 a 0 ante Banfield como local, con dos goles de Cvitanich, uno de Mouche y otro de Sperduti. Y el miércoles va ante Boca.

Rosario Central recibió un duro golpe a domicilio, propinado por el dificilísimo equipo de Julio Falcioni. El dueño de casa nunca se pudo acomodar en el partido, y lo padeció con una goleada.

Tras una tarde de escaso vuelo ofensivo, el local tuvo en los pies de Mauricio Martínez casi la única posibilidad de marcar. Pero entre las manos de Facundo Altamirano y el travesaño le ahogaron el grito.

Después todo fue de la visita. A los 20’, Darío Cvitanich se sacó de encima con un movimiento a José Leguizamón y definió excelente en el mano a mano frente a Diego Rodríguez.

Para colmo, diez minutos más tarde el árbitro Mauro Vigliano vio una falta dentro del área del defensor paraguayo contra Nicolás Bertolo que no existió. Y nuevamente, el goleador se anotó con un tanto desde el punto penal.

La mala tarde de Leguizamón no se detuvo en el complemento, ya que perdió una pelota contra Cvitanich que ya tenía ganada, éste vio entrar al área a su compañero de ataque Pablo Mouche, quien a los 12’ liquidó el cotejo.

Finalmente, el marcador se iba a ampliar a los 33’ tras el gol de Mauricio Sperduti. El volante con pasado en Newell’s se dio el gusto de convertir en el Gigante de Arroyito.

A este mal momento que atraviesa el conjunto dirigido por Paolo Montero -que empató los tres encuentros anteriores- se le viene el duelo de octavos de final de Copa Argentina ante el Xeneize, el próximo miércoles a las 21.15, en el Islas Malvinas de Mendoza.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

La vicepresidenta se inmunizó con la Sputnik V y llamó a vacunarse

Cristina Fernández de Kirchner se aplicó este domingo la vacuna contra el coronavirus en e