Mientras Ángela Merkel ganó con menos del 33 por ciento de los votos, la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) quedó como tercera fuerza parlamentaria del país. La derecha francesa ganó más poder en el Senado galo.

Según los datos, la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y su aliada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) obtuvieron poco menos del 33  por ciento de los votos, 8,5 puntos menos que hace cuatro años.

El escrutinio final de las elecciones alemanas confirmó este lunes la victoria del bloque conservador liderado por la canciller, Angela Merkel, y el estreno de la ultraderechista AfD en el Parlamento como tercera fuerza política del país.

Según la Oficina Electoral Federal, la CDU de Merkel y su aliada CSU obtuvieron de este modo su segundo peor resultado tras el 31 por ciento de 1949.

El Partido Socialdemócrata (SPD), liderado por Martin Schulz, obtuvo el segundo lugar con el 20,5  por ciento, más de cinco puntos por debajo de las anteriores generales y el peor resultado de la historia de la formación.

En Francia ganaron Los Republicanos

Los Republicanos franceses obtuvieron este domingo una posición hegemónica en la Cámara alta gala, lo que culminaría en un balance frente a la amplia mayoría que mantiene el partido de Emmanuel Macron en la Asamblea Nacional o Cámara baja.

En tanto, la derecha francesa obtuvo una posición hegemónica en el Senado, según los primeros resultados de las elecciones indirectas para renovar la mitad de esa cámara.

En elecciones indirectas, 76.359 autoridades locales eligieron a 171 senadores para renovar la mitad de la Cámara alta. Como gran ganador de esos comicios se ubicaron Los Republicanos, el partido tradicional de derecha, que actualmente se encuentra dividido entre un sector que apoya al gobierno de Macron y otro que propone una oposición.

Según los primeros resultados, la derecha francesa cuenta con 138 escaños, pero aún quedan medio centenar por atribuir, por lo que no se descarta que pueda alcanzar una mayoría absoluta.

Los primeros datos también señalaron que el Partido Socialista, vapuleado en las elecciones presidenciales y legislativas de hace unos meses, iba a mantener su estatuto de segundo partido del Senado, con 58 escaños asegurado, frente a los 86 que mantenía hasta ahora, informó la agencia española de noticias EFE.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

“Un nuevo viejo presidente”

El pueblo francés tuvo que optar “entre la peste y el cólera” para frenar a la ultraderech