Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El fiscal general de la Unidad de crímenes de lesa humanidad de Rosario, Adolfo Villate, apeló la resolución que otorgó la prisión domiciliaria al ex comisario bonaerense Luis Abelardo Patti, condenado en dos causas.

Villate consideró en su escrito presentado ante la Cámara de Casación Federal que la resolución es arbitraria y nula porque carece de fundamentación y se llegó a ella en violación al debido proceso, ya que la Fiscalía no pudo controlar el peritaje realizado por un médico de la Cámara de Apelaciones de Rosario.

A la vez, el fiscal consideró que existen elementos para creer que Patti podría “simular” su deterioro de salud porque, entre otras razones, se niega a realizar la rehabilitación en el Hospital Penitenciario Central (HPC).

Patti recibió el beneficio de la prisión domiciliaria a través de una resolución del juez de ejecución del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 de Rosario, Otmar Paulucci.

El ex comisario fue condenado a prisión perpetua en dos causas por delitos de lesa humanidad, una por un caso de San Nicolás y otra por los asesinatos de dos militantes rosarinos en 1983.

El magistrado se basó en un informe elaborado por el médico de la Cámara Federal rosarina, José Roberto Settecasi, quien visitó al condenado el 4 de agosto pasado en el penal de Ezeiza.

Para Villate existió irregularidad del dictamen médico de Settecasi.

“Dicho informe fue emitido en flagrante violación a las normas procesales que rigen el dictamen de peritos y la posibilidad de control que de los mismos pueden hacer las partes”, sostuvo en su escrito ante Casación.

“Esa única circunstancia alcanza para disponer la nulidad de dicho informe y de cualquier decisión que lo tome en consideración. Las partes no podemos ser apartadas de un proceso en paridad de condiciones por la sencilla razón de que ya no existirá en tal caso proceso alguno”, abundó el fiscal.

Además, sostuvo que “el condenado no es la persona débil y desvalida cuya imagen pretende dar la defensa y sus peritos de parte”.

Villatte contrastó la conclusión de Settecasi con la declaración indagatoria brindada por el ex policía federal Osvaldo Jorge Tebez, detenido por crímenes de lesa humanidad en el mismo hospital penitenciario que Patti.

El detenido declaró que “el día 29 de enero de este año me encontraba en el hall central fumando, Patti me dijo flaco, no fumes más, te voy a ir a apagar el cigarrillo, y vino y me agarró de atrás, del cuello y me golpeaba, tiene mucha fuerza en las manos por la silla de ruedas”.

El reo recordó otro episodio registrado el 27 de febrero cuando, dijo, “hubo otro quilombo más con Patti, conmigo y con dos comisarios más casi llegan a las manos”.

Villate consideró también que la negativa del excomisario a realizar rehabilitación en su lugar de detención tiene por objetivo agravar sus condiciones de salud para obtener la prisión domiciliaria.

“Su falta de colaboración con su sanación es funcional a su deseo de evadirse del cumplimiento de las sentencias condenatorias impuestas por medio de la obtención de una prisión domiciliaria», señaló el fiscal.

También contrastó el informe del médico de la Cámara de Apelaciones local con otros incorporados al expediente.

“Ni los profesionales del Cuerpo Médico Forense que elaboraron los dos últimos informes -diciembre de 2016 y junio de 2017-, ni los profesionales del Servicio Penitenciario Federal que atienden a Patti, indicaron la imposibilidad de atenderlo en sus patologías, en su lugar actual de detención”.

Más notas relacionadas
Más por Horacio Çaró
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Del otro lado del mostrador

El ex juez federal de Rosario durante la última dictadura cívico militar, Guillermo Tschop