La querella de la docente muerta esposada en una comisaría de Rosario en mayo pasado afirmó que la reautopsia permitió detectar “lesiones ocurridas en vida” que se corresponden con “casos de torturas”.

La hipótesis, que había sido considerada como “por lo menos aventurada” por los forenses locales, desató una polémica, luego de que la doctora Cristina Bustos, del departamento de Tanatología del cuerpo médico forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación realizara este martes una reautopsia al cuerpo de María de los Ángeles Paris (45), una docente que apareció muerta en la comisaría 10a de Rosario.

“Se vislumbraron lesiones ocurridas en vida, en forma inmediata previas a su muerte, que contribuyeron con el desenlace fatal”, señaló la querella en un comunicado, y añadió que “dichas lesiones se corresponden con las encontradas habitualmente en los casos de tortura por el accionar de las fuerzas de seguridad”.

Uno de los abogados de la familia Paris, Sebastián Sancevich, dijo a la agencia de noticias Télam que existió “impericia, negligencia e imprudencia en la primera autopsia” realizada por un forense del Instituto Médico Legal de Rosario (IML), lo que explicaría la diferencia entre ambos estudios.

En esa línea, agregó que “no se realizaron placas de rayos X al cuerpo ni se siguieron los protocolos de Minnesota y Estambul”, aplicables en la investigación de ejecuciones arbitrarias o de aplicación de tormentos a las víctimas de un crimen.

La titular del IML, Alicia Cadierno, salió al cruce de la interpretación de la reautopsia realizada por la querella al afirmar que “decir a prima facie que hay signos que corresponden a torturas, es cuanto menos aventurado”.

“No tenemos ningún elemento objetivo que determine como causa de muerte una lesión traumática provocada por un tercero”, ratificó Cadierno en línea con la primera autopsia efectuada en el organismo que dirige.

Las afirmaciones de la querella se basaron en  un informe oral realizado tras la reautopsia por la perito de parte Virginia Creimer, de larga trayectoria en materia forense.

Paris, docente de nivel primario en dos escuelas de Rosario, fue hallada muerta y esposada en la seccional 10a de Rosario la noche del 3 de mayo pasado.

Según la investigación, la mujer ingresó en dos oportunidades por sus propios medios a la comisaría “en estado de euforia” y “alterada” y en una tercera ocasión fue llevada por efectivos de la seccional.

Los policías que intervinieron declararon que esposaron a la maestra para protegerla a ella y a las demás personas del lugar.

Más notas relacionadas
  • A Juane no se lo lleva nadie

    La muerte se empeña en lograr que uno se acostumbre. A menudo parece que la misión de la m
  • Gozos y lágrimas

    El mayor obstáculo a la hora de definir la lealtad parece estar en que los tiempos que cor
  • Un circo online

    El domingo 27 de septiembre, a las 20, se podrá disfrutar de la pista de un espectáculo vi
Más por Horacio Çaró
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Bruera: “Esta Corte avala a los que destruyeron la educación pública”

La abogada y diputada provincial Matilde Bruera dijo que a la Corte Suprema de Justicia “y