La flamante senadora electa Cristina Fernández de Kirchner, luego de presentar un escrito en la causa por la firma del memorándum con Irán, sentenció: «Detrás de esto está el Gobierno para silenciar a la oposición».

La ex presidenta aseguró que la causa abierta por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman «es un disparate jurídico», y la incluyó en el marco de una persecución político judicial en su contra y la de funcionarios de su gestión para tapara el ajuste del gobierno de Mauricio Macri.

En la indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio no respondió preguntas y presentó un escrito en el que subrayó que la acusación «es absurda e injuriosa».

Al retirarse de Comodoro Py, CFK realizó declaraciones, aunque casi no respondió preguntas. Contundente, sentenció: “Quieren hacer callar a la oposición en el Parlamento, el Gobierno está detrás de esto. Quieren un Parlamento sumiso donde los legisladores voten lo que ellos quieren. Conmigo no lo van a lograr. Estoy dispuesta a representar a los tres millones de bonaerenses que se expresaron contra el ajuste”.

Ante las preguntas de los movileros, insistió: “Conmigo no van a poder, porque voy a representar siempre los intereses por los que fui votada. Voy a cumplir con el mandato de los bonaerenses que están en contra de estas políticas de ajuste y que creen que se puede vivir en un país mejor”.

Tras el show mediático que se escenificó para exhibir la detención de Julio De Vido una vez que en la Cámara de Diputados el oficialismo y aliados lo desaforaron, la indagatoria de la senadora electa se produjo en el marco de la causa que se tramita en base a la denuncia que realizó el fallecido fiscal Alberto Nisman, la misma en la que la semana pasada fue indagado el ex canciller Héctor Timerman.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Fin de la campaña, comienzo de la veda

Con recorrida por medios de comunicación y alguna que otra actividad pública, los principa