El Ministro de Energía de la Nación –al igual que su par de Finanzas Luis Caputo, y que el presidente Mauricio Macri en los Panama Papers– está mencionado en la mega filtración sobre offshores. Unidad Ciudadana exigió su renuncia.

El titular de la cartera energética Juan José Aranguren aparece vinculado a Shell Western Supply and Trading Limited, una subsidiaria de Royal Dutch Shell PLC, radicada en Barbados, que en 2016 se quedó con siete de los ocho cargamentos de gas oil licitados por CAMMESA.

El funcionario es otro de los argentinos relacionados a compañías offshores según los datos surgidos de la mega filtración internacional conocida como «Paradise Papers», de acuerdo a lo publicado por Perfil.

Entre abril y septiembre de 2003, Aranguren aparece vinculado a Shell Western Supply and Trading Limited, una subsidiaria de Royal Dutch Shell PLC, radicada en Barbados. También, figura como director de Sol Antilles y Guianas Limited, otra filial de la petrolera anglo-holandesa, entre mayo y julio de 1996.

En abril de 2016, Shell Western Supply and Trading se quedó con siete de los ocho cargamentos de gas oil licitados por CAMMESA, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, que depende del ministerio de Aranguren, según se publicó.

Consultado por el equipo argentino de Paradise Papers sobre el origen secreto de la compañía que contrató el Estado, el ministro admitió que se vincula con la intención de pagar menos tributos y lo enmarcó en una práctica habitual de las multinacionales, en particular, las petroleras y traders.

«Muchas tienen domicilio en países que se caracterizan por aplicar un régimen tributario favorable. No tenemos constancias de que existan limitaciones legales en el comercio internacional para operar con empresas de esas características», explicó.

Además se desligó de cualquier influencia suya en el contrato de CAMMESA, al recordar que en todo lo relativo con Shell, quien lo reemplaza en ese tipo de decisiones es su par del Ministerio de Producción, Francisco Cabrera, por una resolución ministerial y un decreto del presidente Mauricio Macri.

Aranguren sostuvo que no intervino en la adquisición de gasoil por parte de CAMMESA a la empresa offshore Shell Western Supply and Trading Ltd. «La operación fue realizada por YPF en el marco de un Acuerdo de Gestión celebrado en el año 2012 y sucesivamente prorrogado, conforme al cual es la empresa petrolera argentina quien realiza la convocatoria a los diversos proveedores a presentar ofertas, estipula las condiciones generales para la contratación y realiza la evaluación de las propuestas. La Secretaría de Energía sólo gestiona el procedimiento de pago», expresó el funcionario, que en la misma línea dejó al margen de cualquier favoritismo al titular de Enarsa, Hugo Balboa, otro ex integrante de Shell.

Sobre Guiana Lmited, otra de las offshore en las que aparece, Aranguren deslizó que podría haber «alguna confusión de nombres».

Respecto de la primera admitió una pertenencia breve, aunque la justificó y calificó de «ad honorem».

Unidad Ciudadana le pide la renuncia

En un comunicado, tal cual lo hizo con Luis Caputo por el mismo tema, el espacio que lidera la ex presidenta y senadora nacional electa, Cristina Fernández de Kirchner, exigió que el hombre de la Shell dé un paso al costado.

“El ministro Aranguren debe renunciar a su cargo porque pone en peligro las investigaciones judiciales que se están realizando, y las que se llevarán a cabo en su contra, en razón de que puede obstruir el trabajo de la justicia para su propio beneficio”, reclama el escrito.

“Aranguren no sólo fue parte de una firma off shore, que en el mundo están sospechadas por ser cuevas de negocios ilegales vinculados al narcotráfico o el lavado de activos, sino que le otorgó negocios millonarios con el Estado argentino; algo absolutamente incompatible con su función”, agregaron desde Unidad Ciudadana.

El comunicado completo

A partir de la información difundida en los “Paradise Papers”, los argentinos nos enteramos que otro ministro del gabinete del Sr. presidente Mauricio Macri se encuentra involucrado en el escándalo internacional. Se trata nada menos que del actual ministro de Energía de la República Argentina, Juan José Aranguren.

Según información que reveló el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, el ministro Aranguren se desempeñó como director de una sociedad off shore radicada en Barbados, que fue beneficiada con contratos de venta de gasoil al Estado argentino por más de 150 millones de dólares, durante su gestión como ministro responsable del área.  

La firma off shore que se encontraba bajo la dirección de Arangueren, además de estar radicada en un paraíso fiscal y nunca ser declarada por el ministro, fue contratada por el Estado argentino en al menos 13 oportunidades durante los últimos dos años, para la compra de gasoil. Ese negocio le reportó ganancias escandalosas por más de 150 millones de dólares durante su gestión como ministro.

Aranguren no sólo fue parte de una firma off shore, que en el mundo están sospechadas por ser cuevas de negocios ilegales vinculados al narcotráfico o el lavado de activos, sino que le otorgó negocios millonarios con el Estado argentino; algo absolutamente incompatible con su función.

Sr. presidente Mauricio Macri, esta no es la primera denuncia que pesa sobre el ministro Aranguren respecto ala incompatibilidad del cargo que desempeña con su anterior actividad empresarial. En ese sentido, el año pasado fue denunciado por haber beneficiado a Shell, la empresa de la que era accionista y que presidió durante años, en la compra de gas a Chile. Esta causa se encuentra en manos del juez federal Luis Rodríguez sin que aún se tengan noticias de algún avance en la investigación.

Al igual que el ministro Luis Andrés Caputo, –por el cargo que ostenta– Juan José Aranguren está en condiciones de obstruir las investigaciones que la justicia deberá realizar sobre los hechos en los que está involucrado. El ministro Aranguren debe renunciar a su cargo porque, además, pone en peligro las investigaciones judiciales que se están realizando, y las que se llevaren a cabo en su contra, en razón de que puede obstruir el trabajo de la justicia para su propio beneficio.

Sr. presidente Mauricio Macri, la presencia de otro ministro de su gobierno en la lista de los «Paradise Papers», exige que usted también brinde explicaciones a todos y a todas las argentinas.

Asimismo, este caso ha tenido repercusión internacional y usted tiene la obligación de informar cómo actuará con sus ministros ante semejante escándalo que envuelve a nuestro país en un vergonzoso desprestigio global.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

“La inflación se come todo”

El referente del Grupo de Curas en Opción por los Pobres, Paco Olveira, opinó que “ante la