En una emocionante jornada, sobrevivientes, familiares de desaparecidos, organismos de derechos humanos, autoridades y vecinos y vecinas de la ciudad ingresaron abrieron las puertas de la Quinta de Funes, el ex centro clandestino de detención que funcionó durante la última dictadura cívico militar al costado de la ruta 9, a pocos kilómetros de Rosario.

La actividad se dio en el marco del cierre de la Pueblada por la Identidad, organizada por los 40 años de las Abuelas de Plaza de Mayo. Un colectivo de vecinos y vecinas de Funes y la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe, fueron los convocantes.

Foto: Andrés Macera.

“La Quinta de Funes forma parte de la memoria colectiva del pueblo, por lo que fue recientemente expropiada. Entre otras personas, por allí pasaron Raquel Negro y Tulio Valenzuela, ambos desaparecidos, embarazados de mellizos. Hoy, su hija Sabrina Gullino es parte de la lucha por encontrar a su hermano, y la apertura de la Quinta de Funes representa un importante paso en ese camino de Memoria, Verdad y Justicia”, indicaba el comunicado de convocatoria a la actividad.

La joven, Sabrina Gulino Valenzuela Negro, estuvo presente en la actividad y habló en los micrófonos acompañada por otros hijos de desaparecidos que estuvieron cautivos en el lugar.

Foto: Andrés Macera.

También hablaron el periodista y diputado provincial Carlos del Frade, vecinos y vecinas de Funes, y la diputada provincial Alicia Gutiérrez –esposa del desaparecido en ese lugar Eduardo Toniolli–, quien presentó en su momento el proyecto de expropiación del quinta, donde ahora comenzará a proyectarse un espacio de memoria, cultural y educativo.

Guetiérrez recordó a su “compañera de lucha e investigación” sobre el horror vivido en ese lugar, Cecilia Nazabal, cuyo hijo, Fernando –homónimo del desaparecido en la Quinta– también estuvo entre los presentes.

Foto: Andrés Macera.

En el acto, los organismos de derechos humanos y familiares recordaron a todos los desaparecidos de la quinta, reivindicaron su lucha por “una patria para todos” en la organización Montoneros, y agradecieron y felicitaron a las vecinas y vecinos organizadores de la actividad que abrió las puertas del lugar para toda la comunidad funenese.

El evento fue el cierre de la Pueblada por la Identidad en Funes. Sobre el predio, hubo una construcción colectiva y colocación de murales artísticos, intervenciones espaciale y exposición de trabajos de estudiantes funenses.

Cosa juzgada

En el acto se hizo varias veces referencia a los juicios contra los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Quinta de Funes y el circuito del Batallón 121 del Ejército que comandó el ex centro clandestino de detención. En ese sentido vale recordar que el 10 de abril de 2010 el Tribunal Federal Nº 4 de Rosario condenó a los represores Pascual Guerrieri, Juan Daniel Amelong, Jorge Fariña, Eduardo Constanzo y Walter Pagano por los delitos de privación ilegítima de la libertad, amenazas, tormentos, desaparición física y homicidio, calificados por alevosía, de los militantes políticos detenidos desaparecidos: Jorge Novillo, Stella Hilbrand de Del Rosso, Eduardo Toniolli, Raquel Negro, Carlos Laluf, Marta María Benassi, Miguel Angel Tossetti, Oscar Capella, Marta María Forestello, Ana María Gurmendi, Fernando Dante Dussex, Pedro Retamar, María Reyna Lloveras y Teresa Soria de Sklater; privación ilegítima de la libertad de Tulio Valenzuela y Raquel Negro, y tormentos contra Jaime Dri, único sobreviviente de la Quinta de Funes.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Derechos Humanos

Dejá un comentario

Sugerencia

Santa Fe consume casi 7 % menos de electricidad que en 2014

La demanda de electricidad a nivel nacional se redujo un 0,5 por ciento en 2017 respecto d