Representantes de 8 clubes dieron el puntapié inicial a la conformación de la Coordinadora de Derechos Humanos del Fútbol Argentino. El objetivo: aportar a la construcción de Memoria, Verdad y Justicia, con el deporte de la redonda como herramienta transformadora.

Argentinos Jrs., Banfield, Defensores de Belgrano, Ferro, Lanús, Racing, Rosario Central y San Lorenzo, fueron las instituciones del fútbol argentino que tuvieron representación en la reunión fundacional de este nuevo espacio. Algunas de ellas ya cuentan con áreas relacionados con los derechos humanos en sus respectivos clubes, y otras están en proceso de. Y la idea, por supuesto, es que se sume la mayor cantidad de entidades posibles. Algo que ya viene ocurriendo en vísperas del inminente segundo encuentro, previsto para el próximo jueves 30. “Nos unen la pasión por el fútbol, el compromiso social y la lucha por los derechos humanos, que no distingue de colores”, se presentaron desde la Coordinadora en un comunicado.

Defensores de los derechos humanos

Junto con Ferro Carril Oeste y San Lorenzo de Almagro, el Club Atlético Defensores de Belgrano, ubicado en el porteño barrio de Núñez, es uno de los pocos que puede jactarse de tener entre las distintas áreas del club una Subsecretaría de Derechos Humanos. Y si bien el Verde es pionero en la creación de este tipo de espacios, y el Ciclón es de los ejemplos a seguir, el Dragón ya ostenta una larga trayectoria en esta materia. “La subcomisión figura en el acta desde este año, pero hace desde 2001 que venimos trabajando y realizando actividades con esto”, cuenta Federico El Lakkis, uno de los representantes rojinegros en la primera reunión que se realizó el pasado 15 de noviembre en la Casa de la Cultura Sanlorencista, y menciona orgulloso el nombre de Marcos Zucker (h) que lleva una de las tribunas del estadio Juan Pasquale: “No fue ni jugador ni técnico, sino sólo un hincha con militancia política en Montoneros. Se lo planteamos al presidente que era Marcelo Achile (el mismo que hoy conduce los hilos de la institución), que sin dudar hizo el trámite en Comisión Directiva”.

Los muchachos del Defe tienen a pasitos de su club, apenas cruzando la calle, la ex Escuela de Mecánica de la Armada (Esma), y de ahí la estrecha relación con la camiseta de los derechos humanos. “Cuando había algunas actividades de los chicos de Hijos yo las colgaba en el pizarrón del club, sin conocerlos. Y así nos fuimos acercando a ellos”, señala el joven, y agrega: “Incluso el club prestaba sus instalaciones para que se brinden las clases cuando en la ex Esma había que desalojar por amenazas de bombas”.

El otro rasgo distintivo de este club que milita en la B Metropolitana, son los trapos que embellecen los tablones. Así, en banderas, recordaron los 40 años del Golpe, los 10 de la recuperación de la ex Esma, y salieron con los tapones de punta ni bien Mauricio Macri puso un pie en la Rosada y un editorial del diario La Nación le exigía al Estado “no más venganza” contra los responsables del genocidio. “Ese mismo fin de semana pusimos una bandera, que fue el único club que lo hizo, que decía: Repudiamos el editorial de La Nación. Defensores no olvida. Y salimos en la tapa de Página|12”, rememora Federico, quien también pidió con una bandera la liberación del líder de Callejeros, Patricio Pato Fontanet.

Las Academias de la memoria

Marcos Oviedo, que viene trabajando en el Canaya desde la Secretaría de Actividades Sociales, comenta que ese espacio “comienza con el cambio de autoridades, gracias a un grupo de chicos que ya venía laburando a través de otras agrupaciones externas a la política del club, y cuando se pudo institucionalizar, creció un montón. Tenemos 3 inflables en nuestro poder y otras tantas cosas que hemos podido conseguir, traemos 400 nenes por partido a la cancha, porque muchos no conocen el club. Son chicos de barrios humildes de la ciudad que por ahí no tienen la posibilidad, y también de ciudades aledañas. Y después vamos nosotros al barrio con los inflables y juegos, remeritas, donde hacemos un proceso de laburo social y a la vez de evangelización”.

De ahí nace la idea en Arroyito de darle forma a un área que levante las banderas de la Memoria, Verdad y Justicia. “Hace 2 años que participamos de la marcha del 24 de Marzo, y el año pasado marchamos junto con el presidente, por lo que fue una adhesión más formal. Además, las Madres de plaza 25 de Mayo y los chicos de Hijos han ido a la pensión para charlar con los pibes de inferiores y han ingresado al estadio en partidos de local cercanos a esa fecha. También se nombró socios honorarios a ex combatientes de Malvinas hinchas del club”, resalta Oviedo.

El racinguista Julian Scher, por su parte, admite que “siempre me llamó la atención que el fútbol, a diferencia de otras actividades que tienen que ver con la cultura popular –como pueden ser la música, el cine, el teatro– hubiera contribuido relativamente poco a la construcción de Memoria, Verdad y Justicia, sobre todo si tenemos en cuenta que el fútbol es identidad afectiva de inmensa potencia en Argentina, en comparación con las otras actividades, que igualmente son muy masivas”.

En este sentido, el autor de libro Los desaparecidos de Racing –que relata 11 historias de hinchas del conjunto de Avellaneda que fueron desaparecidos por la última dictadura cívico militar– reveló que esa obra de reciente publicación busca “contribuir e interpelar al fútbol en general y a Racing en particular, que es el club del que soy hincha” para “intentar construir memoria a partir de la vida, y especialmente a partir de dos grandes pasiones, como el fútbol y la militancia”. Aunque admite

Partido de ida

En la Casa de la Cultura Sanlorencista, ubicada en el emblemático barrio Cuervo de Boedo, se realizó el primer encuentro, en el que camisetas de todos los colores se mezclaron para “sentar las bases de una nueva organización que pretende aportar a la construcción de Memoria, Verdad y Justicia, con el deporte más popular de nuestro país como herramienta transformadora”, según reza el comunicado emitido por la flamante Coordinadora de Derechos Humanos del Fútbol Argentino.

“Mi hermano Martín estudia periodismo deportivo en la ex Esma, y allí presentaron el libro Los desaparecidos de Racing. Mi hermano contó lo que hacíamos en Defensores, lo de la tribuna, etc. Y cuando terminó, Julián se mostró interesado por lo que hacíamos y mi hermano le ofreció presentar su libro en Defensores”, recuerda El Lakkis sobre los inicios de este espacio futbolero y de militancia. “También invitamos a los chicos de Ferro, San Lorenzo y otros clubes, y así se fueron generando más contactos”.

Julián, hijo del reconocido periodista deportivo Ariel Scher, se sumó a rememorar ese inicio, ya que fue la primera vez que pisó con su libro un club que no sea el Cilindro. “Fue un grato regalo y una grata consecuencia del libro, que por supuesto no estaba en mis planes”, admite el escritor, y subraya: “Entre los que estaban ahí, se quedaron charlando y surgió la idea de armar una Coordinadora de DDHH. Se pusieron en contacto y nos llegó la invitación, casi como una cortesía por haber sido el libro una excusa por reunir a gente que ya venía laburando en la cuestión, porque en realidad en Racing no se está trabajando en materia derechos humanos”.

“La reunión fue muy interesante, muy amena entre varios clubes, de los cuales algunos ya tienen una Subsecretaría de Derechos Humanos, por lo que eso nos sirve mucho, ya que nosotros queremos darle forma más institucional en Central”, se suma Oviedo, a lo que el hincha del Defe aporta: “Como se dijo ahí, esto es mezclar los colores y que se hagan uno solo. Los derechos humanos es eso, es una causa común”. Y cierra Scher: “Esto es un paso adelante. Los que estuvimos en la reunión quedamos convencidos que no hay motivos para regalar el fútbol en esto de lo que estamos peleando, que es por Memoria, Verdad y Justicia. Creemos que el fútbol puede servir de excusa para sembrar conciencia, sobre todo en gente que por distintas circunstancias ha quedado alejada de la temática de los derechos humanos”.

Los integrantes de la Coordinadora ya palpitan un nuevo encuentro, al que se sumarán otros clubes “para salir a jugar juntos este trascendental partido, en tiempos en los que se pretende inclinar la cancha para hacer retroceder las conquistas logradas” en esta materia. Nueva Chicago, All Boys, y los rosarinos Central Córdoba y Newell’s, ya confirmaron su presencia. Todos defendiendo la misma camiseta.

Fuente: El Eslabón.

  • El clásico como bandera

    El marco fue impecable y de exportación. El partido mediocre. Pero qué importa. La alegría
  • La fiesta es sólo Canaya

    Con un gol tempranero de Germán Herrera, Rosario Central venció 1 a 0 a Newell’s, por la 1
  • Medio partido

    Ante una nueva edición del encuentro que paraliza la ciudad, la interna de Redacción Rosar
Más notas relacionadas
  • La poesía es asunto

    Agustín Lucas es un zaguero uruguayo, que también jugó en Guatemala, Venezuela y en el asc
  • Vamos a volver

    Después de 36 años, la Selección de Perú disputará un Mundial de fútbol, ahora de la mano
  • Rugbiers en el recuerdo

    Un torneo de Seven que se realizará el fin de semana largo de diciembre en La Plata, recor
Más por Facundo Paredes
  • El clásico como bandera

    El marco fue impecable y de exportación. El partido mediocre. Pero qué importa. La alegría
  • La fiesta es sólo Canaya

    Con un gol tempranero de Germán Herrera, Rosario Central venció 1 a 0 a Newell’s, por la 1
  • Medio partido

    Ante una nueva edición del encuentro que paraliza la ciudad, la interna de Redacción Rosar
Más en Deportes

Un comentario

  1. Mariano Alegre

    29/11/2017 en 0:22

    CLAP CLAP CLAP!!!!!!!!!!!!!!

    *Pequeño detalle:

    “Los hinchas de DEFE”, no del DEFE

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

El clásico como bandera

El marco fue impecable y de exportación. El partido mediocre. Pero qué importa. La alegría