En una imponente demostración de fuerza, la CGT-Gremial, las dos CTA, la Corriente Federal de los Trabajadores y movimientos sociales marcharon al Congreso de la Nación para rechazar las reformas laboral, jubilatoria y tributaria que propone Macri. Numerosa presencia de sindicatos rosarinos y de la región.

De acuerdo a los cálculos de los organizadores, alrededor de 300 mil trabajadores se movilizaron este miércoles frente al Congreso de la Nación, para repudiar la flexibilización laboral y las reformas jubilatoria y tributaria que impulsa el gobierno del presidente Mauricio Macri. “La reforma es para sacarnos todos los derechos adquiridos, que han costado vida y cárcel a muchos dirigentes”, denunció el secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano. “Quieren un país sin sindicatos”, indicó el titular de la CTA, Hugo Yasky.

El líder del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, uno de los oradores el acto, apuntó en su discurso contra los «discípulos (del ex ministro de Economía Domingo) Cavallo que están en el Gobierno y vienen con la intención de esta reforma laboral».

Desde el escenario montado en las inmediaciones del Congreso, el dirigente de la CGT evaluó que en el país “se repite la historia cada vez que hay un gobierno liberal”. “Lo primero que hacen es atacar a los trabajadores”, remarcó.

“(La reforma) sabemos que es para sacarnos todos los derechos adquiridos, que han costado vida y cárcel a muchos dirigentes”, subrayó Pablo Moyano.

“Vamos a dar pelea cada vez que el Gobierno intente llevar por delante los derechos de los trabajadores”, resaltó el dirigente camionero.

A su turno, el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, arengó: “Esta marcha demuestra que los trabajadores y trabajadoras quieren más pelea”. “Vamos a seguir en la calle”, advirtió.

Por su parte, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, señaló que el Gobierno quiere “un país sin sindicatos”, al hablar en el escenario montado frente al Congreso para rechazar la reforma laboral que impulsa el oficialismo.

“No va a haber sindicatos que desaparezcan, lo que va a haber es organización sindical. Vamos a construir unidad junto a los movimiento sociales y defensa al estado de derecho. Vamos por más unidad», planteó Yasky en declaraciones radiales, en la previa del acto.

“Confío en que los gobernadores por lo menos tengan la integridad de permitir que la libertad de conciencia de los legisladores produzca el milagro de que no se saque otra ley para castigar a los trabajadores y a los jubilados”, planteó Yasky.

Referentes rosarinos

En la movilización participaron numerosos sindicatos de Rosario. Matías Layús, integrante del secretariado nacional de la Bancaria, uno de los dirigentes presentes frente al Congreso, analizó que “el mensaje de la movilización fue claro en esta plaza para los legisladores nacionales, les pedimos que no vendan ni hipotequen el presente y futuro de los jubilados y los trabajadores”.

“El gremialismo se está uniendo y tenemos experiencias ejemplares como el Movimiento Sindical Rosarino y el Movimiento Obrero Santafesino. Estas experiencias se están dando en todas las provincias”, evaluó Layús. Y agregó: “El triunvirato tendrá que escuchar a los trabajadores que hoy colmaron una plaza de más de 300 mil personas y aceptar el convite a esta unión gremial contra las reformas liberales del macrismo”.

Fuentes: Redacción Rosario/Agencias/NA.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

“La gestión seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente”

Después de que funcionarios pongan a disposición su renuncia, el presidente Alberto Fern