Ocho integrantes del grupo Albatros de la Prefectura Naval fueron identificados por la Justicia como los que participaron de la represión durante la cual fue baleado por la espalda y murió el joven Rafael Nahuel, en Villa Mascardi, Río Negro. El intendente de Bariloche afirmó que las fuerzas federales de seguridad “no ayudan” a descomprimir los conflicto.

Según publicó el diario Página 12, seis de los prefectos investigados por el juez son Francisco Antonio Lezcano, Guillermo Sergio Cavia, Francisco Javier Pintos, Carlos Valentín Sosa, Juan Ramón Obregón y Sergio Damián García.

A pesar de estar identificados, no están imputados formalmente en la causa que sigue el juez Gustavo Villanueva, caratulada “NN s/ muerte dudosa”.

“Villanueva investiga a ocho integrantes de Prefectura, pero no los imputó formalmente. Solo secuestró sus armas y ropas”, informó el periodista de Página 12 y el portal rionegrino En estos días, Santiago Rey. “El magistrado aún no definió cuándo realizará la inspección ocular, medida que descartó negociar con la comunidad mapuche”, añadió el cronista. La querella solicitó el cambio de carátula de “muerte dudosa” a “homicidio agravado”.

El propio juez autorizó el regreso de los integrantes del grupo Albatros –20 en total–, a la localidad bonaerense de San Fernando, desde donde habían viajado a Bariloche.

La Justicia determinó que los ocho prefectos investigados habrían sido los que participaron del operativo realizado el 25 de noviembre pasado en el que fue baleado Nahuel.

Habló el intendente de Bariloche

El intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, afirmó este martes que no tiene “pruebas” de que los mapuches que tomaron tierras en Villa Mascardi hayan usado armas de fuego y advirtió que las fuerzas federales de seguridad “no ayudan” a descomprimir los conflictos con pueblos originarios en la Patagonia.

“No tengo pruebas para decir si hubo o no armas, puedo decir que hubo cierto grado de violencia”, dijo Gennuso, al referirse a la toma de tierras.

En declaraciones a FM La Patriada, el legislador explicó que “la ciudad está tranquila aunque la muerte de un vecino siempre es dolorosa”.

“Esta situación nos trae tensión y reabre una brecha que nos preocupa. El mapuche en Bariloche es parte de la ciudad misma. Muchos habitantes son descendientes de mapuches”, puntualizó.

El jefe comunal explicó que “hubo reclamos territoriales por parte de comunidades mapuches que pudieron avanzar en el marco de la ley”.

Fuentes: Página 12, En estos días, NA

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Reforma previsional: marchas, represión y paro de la CGT

El ajuste de Macri genera cada vez más rechazos. Gendarmería reprimió a movimientos social