De los trabajadores del Ingenio La Esperanza detenidos durante la represión del 20 de diciembre en la provincia de Jujuy, 21 fueron liberados este domingo, en vísperas de Navidad. Reclaman que se liberen los cuatro restantes.

Según informó el sitio jujeño El Submarino, “los trabajadores del Ingenio La Esperanza, entre ellos los que fueron liberados dos horas antes de los festejos de Nochebuena, junto a sus familias, protagonizarán una sentada y permanencia en la Plaza de Agricultores, frente al Centro Judicial de San Pedro, desde este martes a las 8, a la espera de la libertad de la dirigencia del Sindicato de Obreros y Empleados Azucareros (Soea).

Como se recordará, el juez penal de turno de San Pedro, Jorge Samman, dispuso la liberación de la mayoría de los trabajadores, 21 en total, pero todavía están detenidos Sergio Juárez y Néstor Bautista, secretario general y adjunto del Soea,, junto a Oscar Delgado, y Roberto Molina.

El miércoles pasado los trabajadores marcharon para reclamar la reincorporación de 400 pares despedidos, el pago de los salarios de noviembre y diciembre y el correspondiente aguinaldo.

Los esperaban 300 agentes de la policía provincial, enviados por el gobernador de Cambiemos Gerardo Morales, quienes avanzaron contra los trabajadores disparando balas de goma y gases lacrimógenos.

Al menos 30 manifestantes, entre los que se encontraba una mujer embarazada,  fueron detenidos por la fuerza de seguridad.

Los gremialistas alegaron que los cargos que sirvieron para detener a los trabajadores fueron “armados”: resistencia a la autoridad, lesiones leves y lesiones graves, atentado y resistencia a la autoridad, entre otros.

El mismo miércoles el juez dispuso la orden de captura de toda la comisión directiva del sindicato. Además de Juárez y Bautista, apresaron al abogado del gremio, Fabián Alderete, a quien liberaron pocas horas después.

Ingenio La Esperanza está en quiebra desde 1999, pero desde entonces lo viene gestionando el Estado provincial, y antes de que se produjeran los despidos trabajaban más de mil personas. Morales, con el argumento de que no es “rentable”, firmó un acuerdo para venderlo a un grupo colombiano absolutamente desconocido.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Diálogo