Luego de que Unidad Ciudadana y el PJ bonaerense se lanzaran a promover la recolección de un millón de firmas para frenar las reformas previsional y laboral, el Consejo Nacional del Partido Justicialista se sumó formalmente.

A través de una declaración firmada por el presidente del partido, José Luis Gioja, a quien acompañó el vice, Fernando Nardini, el PJ nacional se subió a la campaña que propugna juntar un millón de firmas para poner freno a las reformas impulsadas por el gobierno de Mauricio Macri.

Tanto la ley aprobada en diciembre como la iniciativa que fue frenada en seco en el Senado en el mismo mes cosecharon un profundo rechazo de buena parte de la oposición política y de los gremios.

En ese marco, la campaña de recolección de firmas para hacer frente a la reforma laboral que el oficialismo quiere tratar en febrero –impulsada también por organizaciones sociales y sindicatos– propone además frenar la ya aprobada reforma previsional.

La declaración firmada por Gioja y Nardini subraya que la reforma laboral “solo será posible si obtiene el más amplio consenso del movimiento obrero organizado, las organizaciones sociales y todo el arco político opositor”.

En un tramo de la declaración, que lleva como título “Por una gran movilización popular para ponerle freno a las reformas”, el PJ nacional expresa en forma contundente su rechazo a la Ley de reforma previsional, y la califica de “contraria a los intereses de jubilados, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y ex Combatientes de Malvinas”.

Es más, en su cuenta de Twitter, Gioja publicó: “Pongamos freno a la Reforma Previsional que afectará a millones de jubilados, pensionados, beneficiarios de AUH y ex Combatientes de Malvinas”. Y en otro posteo agregó: “Demostrá que realmente defendés a los argentinos poniendo tu firma. ¡Si nos unimos, podemos frenar este atropello!”.

Nota relacionada:

Más notas relacionadas
Más por Horacio Çaró
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

“Quieren evitar el Congreso para acelerar sus negocios”

“Con la firma de este megadecreto, desde el gobierno quieren evitar el paso por el Congres