Los gremios rosarinos expresaron su rechazo a la propuesta del gobierno nacional de limitar los mandatos del sector, remarcando que los períodos deben decidirlo los trabajadores. “Deben preocuparse por generar empleo y no seguir ajustando”, remarcaron.

El oficialismo impulsa un proyecto para limitar los mandatos de los sindicalistas, y generar así una alternancia en sus autoridades. Ante esta polémica iniciativa, el sector gremial de la ciudad puso el grito en el cielo.

El secretario general de la Federación Nacional Aceitera, Daniel Yofra, sostuvo que “el gobierno se ocupa de temas que no son tan preocupantes para la gente como forma de distracción ante la reforma laboral que quieren imponer”, y al respecto, agregó: “Nos entretienen para que pensemos si se pueden intervenir los gremios”.

“Estamos de acuerdo en acortar mandatos pero eso debe ser decidido por los trabajadores, reformando estatutos con sus organizaciones, y no tiene por qué meterse el gobierno”, continuó el dirigente de los aceiteros, que añadió: “El gobierno debe preocuparse por generar empleo y no seguir ajustando. Dejar de tirar bombas de humo para después arremeter con el tema que más les interesa y que seguramente afecte a los trabajadores”.

Para el titular de la Asociación del Personal de la Junta Nacional de Granos (APJNG), René González, desde el macrismo “están equivocados, porque a los dirigentes gremiales los eligen sus afiliados y no el gobierno de turno”.

Por su parte, Claudio Cesar –secretario general de los Telefónicos (Sitratel), sostuvo que “el proyecto apunta a debilitar a los gremios en nombre de la democracia sindical”, y advirtió que “imponer desde afuera no garantiza dicha democracia, sino que es garantizada cuando sus afiliados participan de su sindicato y se dan las discusiones políticas necesarias en los lugares de trabajo”.

Claudio García, secretario de juventud del sindicato de Encargados de Edificio (SUTERyH), indicó que “desempleo, ajuste, salud, educación, tarifazos, son temas de actualidad con los que este gobierno nacional tiene que involucrarse. Los sindicatos tienen una orgánica y debe ser respetada”.

Es que para el sindicalista, “el período de permanencia de un dirigente sindical va a depender de qué tan bien haya desarrollado su labor por y para los compañeros representados. En tiempos de desempleo, el trabajo dignifica”.

Por último, el secretario general del Sindicato de Seguros, Gustavo Méndez, alertó que “este gobierno quiere darle una puñalada al corazón de todo el movimiento obrero organizado y no es casualidad que estén metiendo sindicalistas presos”.

“Nosotros no vamos a defender a gremialistas corruptos, sin embargo el mismo sindicalismo tiene sus propios medios de poder erradicar malos dirigentes y es con el voto de los afiliados, entonces en esto de limitar mandatos, no creemos conveniente que el gobierno se meta”, expresó Méndez.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Santa Fe consume casi 7 % menos de electricidad que en 2014

La demanda de electricidad a nivel nacional se redujo un 0,5 por ciento en 2017 respecto d