El conjunto auriazul logró sumar de a tres por primera vez en lo que va de 2018. Derrotó 1 a 0 al Tatengue, con gol de Fernando Tobio. Al segundo tiempo lo aguantó con uno menos, por la expulsión de Maximiliano González.

Por la fecha 14 de la Superliga, el equipo dirigido por Leonardo Fernández consiguió el primer triunfo en el año, después de dos presentaciones oficiales sin victorias. Y fue en el Gigante de Arroyito, ante el duro Unión de Santa Fe, que en esta ocasión mostró poco y nada.

La apertura del marcador llegó a los 8’, con el cabezazo de Tobio a la salida de un tiro de esquina. Por la vía aérea parece ser la única manera de que los de Arroyito lleguen al gol, tal como lo hicieron en la igualdad ante el Rojo (gol de cabeza de Fernando Zampedri) y en el descuento en la derrota frente a Gimnasia (gol de Germán Herrera).

El equipo de Leo Madelón casi ni llevó peligro al arco de enfrente. La única fue por un desentendimiento entre Jeremías Ledesma y Óscar Cabezas en la salida, que le pudo salir caro si no fuese por el remate desviado de Nelson Acevedo.

A los 47’, un rato antes de que los jugadores se metan al vestuario para iniciar el entretiempo, el árbitro Facundo Tello le mostró la segunda amarilla a González, y Central se las debió arreglar con diez en el complemento.

Leo Fernández, también expulsado por protestar, reforzó el mediocampo con el ingreso de Joaquín Pereyra en lugar de Maximiliano Lovera. Los de la capital provincial no supieron aprovechar el hombre de más, y la igualdad nunca estuvo cerca.

Es más, el Canaya pudo ampliar en los pies de Federico Carrizo. Ante un adelantado Nereo Fernández, el Pachi remató desde lejos por encima del arquero, que en un rápido retroceso alcanzó a desviar la pelota por encima del travesaño.

Central no jugó bien y no le sobró nada para dejar los tres puntos en el Gigante de Arroyito. Las innumerables bajas por lesiones, la expulsión en el final de la primera parte de González, y el nivel del rival –bien posicionado en el torneo local– le dan mayor importancia a la victoria.

En la previa al partido, los hinchas Canayas colgaron una bandera como muestra de apoyo a Miguel Ángel Russo, que lucha contra una enfermedad. El actual entrenador de Millonarios de Colombia, fue jugador y técnico de Rosario Central, lo que lo transformó en uno de los ídolos del club.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
  • Superliga para la Supergilada

    Lo que quedó de la primera temporada del invento que pergeñaron los “grandes” y que los be
  • Victoria de otra categoría

    La Lepra se aprovechó de Deportivo Rincón de Neuquén, que milita en el Federal B, y comenz
  • Vuelve Pie Grande

    Después de 17 años, Edgardo Bauza se calzará nuevamente el buzo de DT de su querido Rosari
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Elecciones en Venezuela: Maduro recibe apoyos de peso

Tras el triunfo de Maduro en las elecciones, Estados Unidos y sus lacayos regionales, como