Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Hugo Moyano, cuestionó con dureza al presidente Mauricio Macri y se mostró abierto a acercarse a Cristina Fernández de Kirchner: «Si me llama y me dice «Negro, ¿por qué no te venís a tomar un café?», voy».

El secretario general del Sindicato de Camioneros, en una entrevista concedida a C5N, volvió a exhibir el profundo alejamiento que hay con Macri, y le advirtió a su administración que no lleve adelante provocaciones en la marcha convocada ahora para el 21 de febrero: «El Ejecutivo procura crear un mal clima para que la gente no participe. Solo espero que no se mande una macana, porque evidenciaría que no está en condiciones de conducir el país. Los trabajadores estaremos muy atentos. Si ocurre algo va a ser responsable el Gobierno».

Moyano no se privó de sacudir al asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, quien en las últimas horas expresó que “la gente pide que se reprima brutalmente a los delincuentes, y señaló que había hecho encuestas “y la inmensa mayoría quiere la pena de muerte». El líder gremial sentenció: «A veces le falta el respeto a los argentinos. Decir que acá todos piden la pena de muerte… Yo creo que la vida te la da Dios y te la quita Dios. No se puede alentar que se mate a la gente. Desde el punto de vista humano, creo que le falta el respeto a los argentinos».

Con relación al apriete judicial de equ es objeto, Moyano fue contundente: «Que investiguen lo que quieran; no tengo nada que ocultar, no tengo miedo. Me molesta que se hablen tantas estupideces. No tengo miedo de ir preso, estuve tres veces en cana, dos veces con los militares».

Pero no se quedó allí, y recordó: «Cuando mi hijo Pablo participó en una marcha contra el Gobierno, al otro día fueron por Independiente. Luego de unas declaraciones mías, aterrizaron en el gremio. Fui a un canal de televisión hace unos días y, de repente, salieron con todo. Ignoro lo que harán después de hoy. Atacan de manera vengativa pero no me atemoriza en absoluto».

El referente fue muy duro con los resultados de la gestión macrista: «Hay cada vez más desocupación y pérdida de empleo, además de tarifazos constantes en todo sentido. Y por eso la marcha del 22 (fue antes de decidirse que pasaría para el día anterior). Esta realidad no va más. Pero no somos irresponsables. Ello no significa que se alteren o incumplan los mandatos históricos».

Entre otras frases que representan cuestionamientos a Cambiemos, Moyano disparó: «(Al Gobierno) se le terminó el tiempo de inventar cosas. Ese se terminó. Eso no quiere decir que nosotros no seamos responsables de que los mandatos históricos que fija la democracia se cumplan. ¿A mí me van a decir esto? Si cuando yo peleaba para que volviera la democracia muchos de estos funcionarios estaban debajo de la cama o eran cómplices de los milicos”.

Tampoco buscó el camino de la diplomacia para referirse al sector de la CGT que lo enfrenta en esta coyuntura: «‘Los gordos’ son oficialistas. Siempre hicieron lo mismo.

¿Por qué están tan preocupados por la movilización? Lo que me interesa es que me crea el laburante, el trabajador, no lo que ellos digan o piensen”.

Y para cerrar el tema interno en la central obrera, remató: «Si el Gobierno lo alienta puede haber una fractura interna, cuando pasa eso es porque el Gobierno se recuesta sobre un sector y el otro sector no se siente representado y se abre. Habría que hacer un esfuerzo para tratar de mantener lo que se tiene».

Con respecto a la ex Presidenta, primero indicó: «Llegó el momento de tratar de hacer lo que nos enseñó Perón: a este país lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie». Luego, se mostró permeable a una reconciliación: «Si Cristina (Kirchner) me dice «¿Negro, por qué no te venís a tomar un café?, y bueno, si no lo tengo que pagar yo, voy…»».

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Abusos laborales de colegios privados en tiempos de pandemia

En el San Bartolomé informaron que el horario para capacitarse es el del almuerzo: entre l