En el cierre de la fecha 15 de la Superliga, el auriazul le ganó 3 a 2 a Huracán en Parque Patricios, y sumó su segunda victoria al hilo. Los goles los marcaron Zampedri, Herrera y Pereyra; mientras que Damonte descontó en dos oportunidades. Martínez fue expulsado y el local desvió un penal.

El equipo dirigido por Leonardo Fernández no termina de convencer desde lo futbolístico, pero con varias bajas y todo, se las ingenió para traer para Rosario los tres puntos desde el Tomás A. Ducó.

A los 8’ del primer tiempo, Fernando Zampedri superó a su marcador en el juego aéreo, y de cabeza aventajó a la visita, tras una gran jugada colectiva. Y cuando los jugadores se aprontaban a marcharse a los vestuarios, Germán Herrera estiró el marcador a los 45’, en un jugada con mucha polémica, en la que todo Huracán reclamó una falta anterior de Zampedri.

Ya en el segundo tiempo, Israel Damonte le devolvió la vida a su equipo al descontar a los 18’, y también lo iba a empatar si no fuese por la mano de Mauricio Martínez, que impidió el ingreso del balón, tras una floja respuesta de Jeremías Ledesma. El volante devenido en zaguero vio la roja a los 26’, y un minuto más tarde, el ex Canaya Fernando Coniglio tiró por arriba la ejecución del penal.

Con uno menos, el conjunto auriazul aprovechó una contra para que Joaquín Pereyra llevara tranquilidad con el gol anotado a los 42’. Pero cuando el encuentro parecía liquidado, otra vez el experimentado volante con pasado en Estudiantes volvió a descontar, gracias a otra falla del arquero, que le dejó servido el rebote.

Central terminó sufriendo para sumar su segunda victoria seguida, después de un flojo comienzo de año. A las variadas bajas, Leo Fernández tendrá que sumarle a los suspendidos Martínez y Federico Carrizo, quien llegó al límite de amonestaciones.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Aportes patronales

El guión oficial es tan pretencioso como desopilante: “La corrupción” nació en 2003 y muri