La titular de Madres de Plaza de Mayo comparó al gobierno de Macri con los asesinos del proceso: «No digo «dictadura», porque algunos se enojan, pero ellos también matan. Matan a los pibes por la espalda y también matan de hambre».

Entrevistada en el programa radial Poné la Pava (lunes a viernes de 7 a 10 por Gran Rosario, 88.9), Hebe de Bonafini arremetió contra el gobierno de Cambiemos, sobre todo por la destrucción de todo lo que tenga que ver con la lucha por los derechos humanos. «Ellos lo que quieren es borrar la memoria, borrar la historia, por eso reforman la plaza, desarman el museo tan maravilloso que había armado Cristina en la Casa de Gobierno y ponen trabas en los juicios a los genocidas», señaló. «Todo lo que sea historia, lo quieren hacer desaparecer. Entonces meten miedo, matan a la gente, quieren invadir la casa de las Madres y llevarse todo lo que no les corresponde. Nosotros en cambio hacemos al revés: ellos desarman la plaza y nosotros nos traemos toda la plaza a la casa de las Madres, las baldosas, ya sea rotas o sanas. Son dos mundos totalmente diferentes», fustigó la titular de Madres de Plaza de Mayo.

«No hay que decir «dictadura», porque algunos se enojan, pero esto es lo mismo que pasó en aquella época», continuó Hebe, y argumentó: «Que cada uno le ponga el nombre que quiera, pero esto es igual, ellos son nuestros enemigos, son enemigos del pueblo. Y también matan. Hace poco mataron a 7 pibes en una comisaría y nadie dice nada. Matan pibes en los barrios por la espalda. Es un sistema muy perverso el que están implementando. Y otra forma de matar es de hambre. Nosotras trabajamos con un montón de barrios que tratamos de ayudar porque los pibes se mueren de hambre. Sin ir más lejos, (la gobernadora bonaerense María Eugenia) Vidal, en enero y febrero no mandó ni medio kilo de arroz a ningún hogar. Una chica se murió porque no le dieron la medicación que necesita y que venía reclamando desde noviembre. El pueblo resiste y sale a la calle, hay protestas todos los días y eso es muy importante porque demuestra que no es un pueblo que se queda callado. Igualmente hay que estar muy atentos a que no pase nada, porque los muertos siempre son nuestros».

En referencia al próximo aniversario del golpe cívico militar eclesiástico, la eterna luchadora se mostró preocupada. «El 24 de marzo no sabemos cómo vamos a hacer porque la plaza todavía no está terminada. La abren todos los jueves para nosotras, pero no está terminada, y además le están haciendo un montón de canteros y no es más como era antes, abierta», reprobó, y concluyó entre risas: «Es yanquilandia esto, ¿viste?».

Bonafini, también se refirió a la intervención del gobierno en la Universidad de las Madres. «La tuvimos que dejar, pero lo que no vamos a dejar es que usen el nombre, eso lo vamos a pelear», comentó con un dejo de bronca, aunque adelantó: «Igualmente, ahora estamos armando otra acá, en nuestra casa, y apenas abrimos la inscripción se superaron todas las expectativas. (El juez Eugenio) Zaffaroni, por ejemplo, va a dictar el curso de Criminología para la liberación en la calle, por que se anotaron más de 2 mil personas sólo para ese curso y no entran en ninguna parte. Para el precurso de Educación Popular, que hicimos un sábado, vinieron más de 300 personas, así que estamos muy contentas y trabajando mucho».

Hace algunos días, se difundió en los medios una carta del papa Francisco remitida a Hebe de Bonafini. «Nos escribimos seguido, pero por ahí cuando él responde sale en todos lados», confesó la titular de Madres, pero aclaró: «Igualmente esas cartas son para todos. Para los presos políticos, para los que somos perseguidos y difamados». En ese sentido, criticó: «Ahora la quieren procesar a Cristina por la muerte de (el fiscal Alberto) Nisman. Hasta que no la metan presa no van a parar. La van a acusar de cualquier cosa. Todo el mundo sabe que Nisman se pegó un balazo porque no aguantaba su propia vida, porque tenía varias vidas escondidas. Y además hay herencia de por medio y otras cosas oscuras. Entonces te inventan cosas y te procesan. A mí me volvieron a procesar ahora y nadie sabe por qué. Igualmente yo creo que si la meten presa a Cristina va a haber una pueblada como la que hubo cuando me quisieron meter a mí y me escapé. La gente no lo va a permitir porque es demasiado el amor que le tienen».

Además, Hebe recordó al ex presidente Néstor Kirchner al conmemorarse un nuevo aniversario de su nacimiento el pasado 25 de octubre. «Néstor es de esos tipos indispensables, como (Hugo) Chávez. Tipos que le hacían muy bien a sus pueblos y a Latinoamérica toda. Tipos que la tenían clarísima, como Lula (Da Silva), Dilma (Rousseff), (Rafael) Correa. Por eso los destruyen y los difaman. Porque la derecha no soporta que los pueblos tengamos lo que nos corresponde. Que tengamos trabajo, vacaciones, que podamos ir a comer una pizza afuera. Y por eso también los pueblos nos movilizamos y estamos de pie, porque tenemos dos cosas muy importantes para defendernos: la palabra y las plazas», dijo emocionada, y concluyó: «Néstor reconoció a nuestros hijos como revolucionarios. Dijo que nosotras éramos sus madres y nuestros hijos sus compañeros, y ese es el honor más grande de todos».

Por último, la referente de Madres de Plaza de Mayo, analizó las posibilidades de torcer el rumbo de la historia a través de los votos en las elecciones presidenciales de 2019: «Yo creo que tenemos capacidad y gente muy proba para ganarle a Macri, pero hay que trabajar más, mucho más. Hay que laburar en los barrios, pensar en el otro, en el que no tiene trabajo, en el que no tiene para medicamentos o para comer. Hacer como hacían nuestros hijos, que pensaban que eso de «el otro soy yo» era lo más importante de la vida».

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Derechos Humanos

Dejá un comentario

Sugerencia

Etchecolatz no tiene coronita

La Cámara Federal de Casación Penal ratificó el rechazo del arresto domiciliario al ex com