En medio de un violento operativo represivo, con heridos y detenidos, la Justicia de Bariloche resolvió extraditar a Chile al líder mapuche Facundo Jones Huala, quien fue obligado a seguir la audiencia por teleconferencia.

“Ellos revuelven esas heridas y generan más odio, porque nos tratan como delincuentes y somos luchadores de nuestros pueblos ancestrales”, dijo este lunes Facundo Jones Huala, minutos antes que el juez subrogante de Bariloche decidiera conceder la extradición del lonko mapuche. Afuera de los tribunales las fuerzas de seguridad desataron una violenta represión.

Por “razones de seguridad”, el juez leyó el fallo al fiscal Jorge Bagur Creta y a la abogada defensora Sonia Ivanoff en su despacho en el juzgado federal de Bariloche. Pero Jones Huala no fue trasladado para presenciar el acto, como reclamó. Únicamente pudo verlo en videoconferencia, en la prisión donde está detenido en Esquel.

Este mismo lunes el lonko (líder mapuche) realizó declaraciones a la prensa: “Yo no fui parte de esa acción, pero sí reivindico acciones porque entiendo la línea política de los peñi (hermano) y las lamgen (hermanas) que se animan a confrontar al sistema. Hemos visto cómo mi gente se defiende de la represión con balas de plomo, lo hace con lo que tiene a mano”, plateó Jones Huala.

“Los invito a leer y comprender el trasfondo del conflicto – continuó Jones Huala–, para comprender que es un conflicto político. No se dejen engañar por el poder político y económico, no se dejen mentir. Sean conscientes de lo que está pasando. Es una medida de presión y hostigamiento para meter miedo: no se dejen amedrentar por el poderoso, por el wigka, por el capitalista. Sigan adelante, tengan newen, confíen en la fuerza de nuestros ancestros, de la naturaleza. Estamos luchando por cosas nuestras, por nuestra tierra que dejaron nuestros abuelos y que va a quedar para nuestros nietos”.

Chile había pedido que Jones Huala fuera extraditado para juzgarlo por un incendio en la zona de Pisu Pisue (provincia del Ranco, Región de Los Ríos), sobre el cual se había declarado inocente. Pero el juez rechazó los planteos de la defensa. El fallo será apelado ante la Corte Suprema y quedará detenido en Esquel.

En esa causa un tribunal chileno absolvió a tres imputados y una mujer resultó condenada por meses, por encubrimiento. Ya en 2916, el juez Guido Otranto, en un primer juicio anuló el pedido de extradición.

Entre los medios empresariales de comunicación se silenció la trasmisión del veredicto, o como Clarín titularon: “Las fuerzas federales respondieron con balas de goma y hay 15 detenidos en la sede policial de Bariloche”. En tanto, difundían imágenes de “ataques” a tropas de Gendarmería y Policía de Seguridad, por parte de los manifestantes reclamaban la libertad del lonko,

Facundo pudo hablar mediante una entrevista realizada por una transmisión especial de Radio Zona Libre y La Retaguardia para la Red Nacional de Medios Alternativos. De esa forma una vasta red de medios no tradicionales divulgó la voz del lonko.

“Se terminó el diálogo”

“Ahora viene la extradición, por eso andaban con drones, van a desalojar a la comunidad que recuperó territorio en Villa Mascardi, van a seguir arremetiendo en Cushamen”, advirtió Jones Huala. A la vez, calificó a la sentencia como una “decisión política”. “Se terminó el diálogo”, agregó.

En la cobertura de los medios populares, Jones Huala pudo decir que “se muestra otra vez la clara violación de derechos fundamentales, muchos de ellos que están plasmados en su mismo tipo de códigos penales y procesales”. Y añadió: “Se quiso hacer una audiencia a espaldas del público, de la gente, hasta de mí mismo. Lo quieren hacer por videoconferencia, pero yo no estoy dispuesto a convalidar una irregularidad más. Claramente hay una intencionalidad política. No sé qué quieren ocultar, que no quieren que esté la prensa presente ni que yo esté presente. Es mi derecho estar presente en la audiencia y eso es lo que estoy exigiendo. Si esto no es una situación de persecución política qué es entonces”.

El líder mapuche resaltó que “fueron los mismos funcionarios del poder político que dijeron que estaban teniendo reuniones con fiscales y jueces de las tres provincias para combatir a los mapuche”. “La cooperación judicial es decirle a los jueces lo que tienen que hace”, señaló.

“Sin garantías jurídicas”

«La ley dice que los delitos políticos no son extraditables, invito a todos a leerla. Pero no existe estado de derecho, no hay garantía jurídica, estoy siendo dos veces juzgado por la misma situación. Yo me sometí a derecho solo y por eso me encuentro detenido”, afirmó Jones Huala.

El referente mapuche detenido instó a “no dejarse engañar ni amedrentar por estos Estados opresores que están al servicio del capital”. “No van a pisotear nuestra dignidad, ellos no me van a callar, voy a seguir en la cárcel o afuera luchando por los derechos de mi gente junto a otros peñi y lamgen”, planteó. Y luego agregó: “Siempre están jugando con sus trampas judiciales y técnicas para no hacerse cargo de un conflicto histórico y porque tienen que rendirle tributo a sus patrones. A mí me tienen detenido por representar la voz de mi gente, de mi pueblo, de las comunidades que están hartas de la opresión”.

Represión se dice “incidente”

Afuera de los tribunales barilochenses, las tropas corrieron 200 metros a los manifestantes sobre la avenida San Martín. Los mapuches avanzaron contra las vallas, luego que en la radio abierta instalada en la calle dejaba oír el mensaje de Facundo. “Con el enemigo no se discute, se lo combate”, había dicho.

Los medios populares de la zona, informaron que cerca de fueron detenidos quince personas que fueron llevadas a la unidad dos, y denunciaron que la policía no informaba sobre la situación de esos manifestantes y ninguna fiscalía de Bariloche se hizo cargo de los detenidos.

En tanto, desde Buenos Aires, Nora Cortiñas (Madres de Plaza de Mayo Linea Fundadora), convocó a una concentración en el Congreso para repudiar la represión en Bariloche. También llamó al acto Moira Millán, desde la agrupación de mujeres de comunidades originarias.

Una red contra el silencio

Cabe destacar el esfuerzo de las radios alternativas, populares y comunitarias, que tejieron una red que recorrió el territorio con otras voces. Este lunes participaron la Radio Zona Libre, La Retaguardia, Radio de la RNMA Estación Sur (Catamarca), Zumba La Turba (Córdoba), La Colectiva (CABA), Antena Libre (de la Universidad Nacional del Comahue), Kalewche (Esquel-Chubut), La Zona (Santa Cruz), Estación Choele (Choele choel – Río Negro), Fogón (El Hoyo – Chubut), Mala Fama (Comodoro Rivadavia – Chubut), Sudaca (Trelew – Chubut). Libre cooperativa (Bariloche – Río Negro), Radio Libre Feminista (online) y FM Radionauta (La Plata), entre otras.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

La Provincia convocó a paritarias a gremios estatales, docentes y de salud

La discusión salarial comenzará a fines de la semana próxima, según confirmó el ministro d