La editorial Casagrande acaba de lanzar la colección “Rosario se lee”, que consta de tres antologías, dos de cuentos y uno de poesía, de autores y autoras locales de todos los tiempos. El proyecto implicó un arduo trabajo por parte de los compiladores que reunieron textos de Mateo Booz, Jorge Riestra, Emilia Bertolé y Angélica Gorodischer o Beatriz Vallejos, junto a obras de narradores y poetas como Julia Enríquez, Javier Núñez, Natalia Massei, Marcelo Britos, entre muchos otros, que están escribiendo en este momento una nueva página de la literatura rosarina.

“El proyecto está orientado a docentes y estudiantes de escuelas secundarias pero también aplica a la lectura de un público general, va a venir bien para tener un panorama de la literatura de Rosario”, explicó Federico Ferroggiaro, escritor, docente y autor del proyecto que fue seleccionado en la convocatoria Espacio Santafesino 2017, en la categoría serie editorial.

“La idea fue generar una propuesta de trabajo didáctica para las aulas y que acercara a los jóvenes y maestros de Rosario y la región, textos escritos por autores de la zona”, agregó Ferroggiaro, quien también es compilador de los dos volúmenes de cuentos.

De todos modos, aclaró, “hay muchos docentes de la ciudad y la provincia que llevan a autores  locales a sus clases, tanto poetas como narradores”. “Por eso esto no es nuevo y muchos de los maestros que participaron del proyecto ya vienen con esa experiencia”, agregó.

En este sentido, el autor del proyecto destacó que la literatura rosarina como parte de la literatura argentina también ingresa de distintas maneras y a través de distintos autores en las aulas de las escuelas y la universidad. “Lo nuevo es que este material de calidad cuenta con un abordaje orientado a las escuelas medias de Rosario”, subrayó.

Los tres volúmenes cuentan con un prefacio con “instrucciones posibles” de lectura y un prólogo que explica a vuelo de pájaro de qué va el género literario a partir del cual se organiza cada libro.

La imposible realidad

La colección de realismo reúne cuentos de Natalia Massei, Pablo Colacrai, Jorge Riestra, Marcelo Britos, Vanesa Gómez, Mateo Booz, Osvaldo Aguirre y Angélica Gorodischer. En la “forma artística de la verdad”, los autores y autoras de esta antología manifiestan en sus historias distintos registros de voces, de una época y espacialidad particulares, más reconocibles de lo que se cree.

Los reinos de poesía

Coordinado por Rosana Guardalá, se incluye a poetas como José Pedroni, Diana Bellesi, Beatriz Vignoli, Gervasio Monchietti, Verónica Laurino, Francisco Gandolfo, Cecilia Moscovich, Emilia Bertolé, Jorge Isaías y Concepción Bertone. Además, están Beatriz Vallejos, Hugo Padeletti, Aldo Oliva, Julia Enriquez, Andrea Ocampo, Mirta Rosemberg y Gaby de Cicco.  Atendiendo la presentación de la compiladora, estos poemas de esta antología “dialogan trascendiendo épocas, movimientos, estéticas y polémicas conformando un “atlas”.

De hecho, se organizan en torno a un eje temático-semántico: los reinos, o lugares donde reina y vive la poesía. Entre ellos, el reino de “los mapas internos”, “los afectos perdidos”, el reino “de los recuerdos prestados” y el de “las palabras imposibles”.

Variaciones de lo fantástico

Este compilado contiene relatos de Javier Nuñez, Federico Ferroggiaro, Patricia Suárez, Maria Florencia Moscato, Alma Maritano, Daniel Basilio y Ber Stinco. Son cuentos de literatura fantástica, o neofantástica, género de gran tradición entre los autores del río de la Plata. Cada cuento ofrece a los lectores variaciones o irrupciones absurdas o siniestras, en eso que entendemos consensuadamente por realidad.

Pasaporte rosarino

El equipo de Rosario se Lee aclaró que una de las características de estos libros es que todos los autores incluidos pueden ser considerados rosarinos o al menos, vincularlos con la ciudad, ya sea por haber nacido o vivido en ella o porque escribieron y publicaron e intervinieron de alguna manera en la escena literaria de Rosario.

“Nos dimos cuenta que las editoriales de Buenos Aires generan material para las escuelas de todo el país, y en realidad están pensadas para CABA y eventualmente provincia de Buenos Aires. Es material que se distribuye en todo el territorio argentino sin contemplar las diversas realidades”, argumentó Ferroggiaro, en cuanto a las motivaciones del proyecto.

“Nosotros nos focalizamos en este caso en el lector. ¿Por qué leer lo mismo que leen los demás si nosotros podríamos leer a los autores y autoras de nuestra ciudad y la región?”, agregó.  

En tanto, Nicolás Manzi aseguró que “la idea es abrir la cancha y formar nuevos lectores para los libros que se están editando acá. Tiene muchos costados el proyecto, porque es al mismo tiempo un aparato de difusión y una herramienta pedagógica”.

Un texto, una propuesta de trabajo en el aula

“Es interesante un asunto, cada cuento está trabajado por un docente diferente. Las modalidades, las maneras de encarar el trabajo son tan diferentes  y este cruce es muy enriquecedor para nosotros”, reflexionó Nicolás Manzi de la editorial Casagrande, a cargo de la colección. También explicó que los docentes fueron elegidos por los coordinadores de los volúmenes, Federico Ferroggiaro y Guardalá. “Ellos no sólo seleccionaron los cuentos sino que observaron qué cuento le iba bien a cada uno de los docentes convocados.Estas antologías tienen esto particularmente, juntan autores y docentes en cantidad y calidad”, contó Manzi y añadió que muchos de los docentes son de la carrera de letras en Humanidades.

Por otra parte, el editor de Casagrande se refirió a la difusión y facilitación de los textos a docentes y aseguró que en principio “estamos atendiendo las demandas de los que están interesados en la colección. Les acercamos ejemplares gratuitamente en principio a los más  cercanos pero a medida que se vaya abriendo el círculo, a todos los que podamos llegar. Nos interesan, obviamente, los docentes que no conocemos”.

“Ellos luego recomendarán los libros para trabajar,  nos interesa ese intercambio sobre todo”. En este sentido, Manzi explicó que los volúmenes se venderán en librerías de Rosario pero también se pueden coordinar  ventas grupales directas a escuelas o a grupos con descuentos de manera directa con la editorial. 

Publicado en el periódico El Eslabón Nº 344

  • Los nuevos brotes

    La abuela Ana, en medio de la bruma de la senilidad, reveló que su hijo desaparecido, ante
  • Lo que brota de la tierra

    Hace algunas semanas en esta misma columna reseñamos Nueves, narrativa contemporánea santa
  • Ampliación del mapa imaginario de la ciudad

    La Editorial de la UNR suma dos nuevos títulos a la colección Confingere que busca trazar
Más notas relacionadas
  • Los nuevos brotes

    La abuela Ana, en medio de la bruma de la senilidad, reveló que su hijo desaparecido, ante
  • Lo que brota de la tierra

    Hace algunas semanas en esta misma columna reseñamos Nueves, narrativa contemporánea santa
  • Canción llévame lejos

    En los últimos meses aparecieron en Rosario dos libros de poesía que en muy poco tiempo se
Más por Eugenia Arpesella
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Los nuevos brotes

La abuela Ana, en medio de la bruma de la senilidad, reveló que su hijo desaparecido, ante