Los mineros de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio arribaron este lunes a Buenos Aires e instalaron una carpa frente al Congreso, movilizados contra el cierre y de la histórica mina y la pérdida de puestos de trabajo.

Al caer la tarde del lunes, los mineros marcharon con las linternas de sus cascos encendidas como antorchas, al grito de: “Aquí están, estos son, los mineros del carbón”.

La delegación para instalar una carpa frente al Congreso de la Nación suma más de 60 trabajadores, quienes plantean con claridad el eje de su lucha: “Acá no sobra nadie”.

Los mineros fueron acompañados por trabajadores estatales y docentes, organizaciones sociales y políticas de izquierda, en repudio a la intervención de Omar Zeidán, el radical oriundo de Santa Cruz designado por Cambiemos, según informó La Izquierda Diario.

En la conferencia de prensa previa a la marcha se manifestaron dirigentes de las organizaciones que se acercaron a apoyar el reclamo de los mineros en Buenos Aires, trabajadores del Inti; el Hospital Posadas; Pepsico; dirigentes de ATE y otros gremios.

Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo, convocó a continuar la lucha y no bajar los brazos, y cerró  secretario general de ATE Río Turbio, Miguel Páez, trabajador minero, quien advirtió: «Venimos a decirle no al cierre, no a los despidos, los mineros tenemos una tradición de luchar contra estos intentos y lo vamos a volver a hacer».

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Desde el sur, un congreso invita a debatir la educación

El encuentro internacional será el 5 y 6 de noviembre y es organizado por la cartera educa