El gobernador presentó el anteproyecto de reforma constitucional a referentes de partidos políticos con representación legislativa, y descargó en los especialistas definir si la misma se aplica o no para el actual mandato.

Miguel Lifschitz presentó la iniciativa en la sede de la Gobernación de Rosario, y evidenció su apuro por alcanzar la reforma: “Es importante concentrar todo el proceso de reforma durante 2018, porque es un año no electoral”.

Asimismo, se mostró optimista en torno del encuentro: “Me quedo con una impresión muy positiva de la reunión. Estuvieron las máximas autoridades de los partidos políticos de la provincia, y fue unánime el consenso alrededor de la necesidad de la reforma de la Constitución”.

Además, anticipó que en los próximos días se harán “retoques al proyecto a partir de las sugerencias recibidas, y en el curso de la semana que viene se va a presentar oficialmente en la Legislatura para que tenga tratamiento parlamentario”.

Aunque algunos puntos ya deberían cumplirse, el gobernador enumeró como los más salientes de la reforma el reconocimiento de la autonomía de los municipios –está vigente, pero no se cumple–; la extensión de los mandatos de los presidentes comunales de dos a cuatro años; elección de diputados provinciales por el sistema D’Hont; la paridad de género para las listas; el funcionamiento del Consejo de la Magistratura –no hace falta una reforma para tal fin–, y la incorporación del referéndum y el plebiscito.

Además, mencionó la intención de que la Caja de Jubilaciones no pueda ser transferida ni privatizada, al igual que las empresas provinciales de servicios públicos.

“Son todas cuestiones que hacen a consolidar derechos adquiridos por los santafesinos, pero que al no estar en la letra de la Constitución son endebles y podrían ser modificados”, precisó el gobernador.

Por otra parte, se plantea que todos los cargos electivos tengan períodos de 4 años y una sola reelección, y la figura del balotaje. Sobre este último punto indicó que “dará legitimidad” en caso de “elecciones muy disputadas”. En tanto, evaluó que los constitucionalistas tendrán que “definir si esta constitución se aplica o no para el actual gobernador”.

Por último, Lifschitz aseguró que “ningún cambio es demasiado novedoso, son todas cosas ya discutidas, que están en la legislación nacional, pero al incorporarlos a la Constitución le damos una jerarquía y permanencia en el tiempo”.

Referentes que participaron del encuentro

Al encuentro, que tuvo lugar en la Sala “Rodolfo Walsh” de la sede local de Gobierno, fueron convocados a participar, los presidentes provinciales de los partidos: Unión Cívica Radical, Julián Galdeano; Partido Socialista, Enrique Estévez; PRO, Federico Angelini; Partido Justicialista, Ricardo Olivera; Partido Demócrata Progresista, Gabriel Real; ARI – Coalición Cívica, Ariel Bermúdez; Partido SI, Gustavo Gamboa; Pares, Verónica Benas; Partido FE, Cesira Arcando; Partido Federal, Alejandra Vucasovich; Frente Social y Popular, Carlos Del Frade; Partido Tercera Posición, Demetrio Álvarez; Partido del Progreso Social, Héctor Cavallero, y Partido Comunista Revolucionario, Mercedes Meier.

Además, participaron el ministro de Gobierno Pablo Farías; el coordinador de Gabinete, Juan Carlos Zabalza; el senador departamental, Miguel Cappiello; el diputado provincial, Rubén Galassi, y el director provincial de Reforma Política y Constitucional, Oscar Blando, entre otros.

  • Se queda en casa

    El Partido Socialista ratificó que no deja el Frente Progresista para sumarse a un rejunte
  • La magnitud de una ausencia

    Los efectos políticos de la inesperada muerte de Lifschitz, principal opositor y elector.
  • La construcción del personaje

    Un día Santa Fe despertó y entendió, por fin, su desorden. El principio ordenador de la po
Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Se queda en casa

El Partido Socialista ratificó que no deja el Frente Progresista para sumarse a un rejunte