Diputados y diputadas provinciales presentaron un proyecto de ley que establece la reducción de las tarifas de energía eléctrica y agua. Además propone que se dejen sin efecto los aumentos de tarifas de los servicios públicos.

“Hay que parar la sangría de los bolsillos de los santafesinos y santafesinas, que no pueden pagar los costos de las políticas neoliberales nacionales y de la sumisión del gobierno de la provincia”, dijo Germán Bacarella, tras participar de la presentación conjunta de 15 diputados y diputadas provinciales de un proyecto de ley que establece la reducción de las tarifas de energía eléctrica y agua.

La iniciativa prevé en su primer artículo “regular la política tarifaria de los servicios públicos esenciales, de manera de asegurar a la población santafesina el acceso a los mismos”. Y establece que se dejen sin efecto los aumentos de tarifas de los servicios públicos “dispuestos con posterioridad al 30 de noviembre de 2017”. Al mismo tiempo, prohíbe cualquier aumento de luz y agua durante este año y la suspensión durante ese mismo lapso de incrementos en el impuesto Inmobiliario Rural y Urbano.

El proyecto también impulsa la suspensión de cortes de suministro de los servicios públicos a “usuarios domiciliarios en situación de desempleo o que perciban menos de dos salarios mínimos vital y móvil, asociaciones civiles sin fines de lucro, pymes que hayan sufrido un incremento del costo del servicio en cuestión en más del 200% con respecto al mismo período del año 2016, Jubilados que perciban el haber mínimo o uno menor a dos veces el salario mínimo vital y móvil, beneficiarios de programas sociales, personas con discapacidad, inscriptos en el monotributo social o monotributistas categorías “A” y “B” y empleados de casas particulares”.

“Este proyecto fue trabajado en conjunto con diputados de distintos bloques y con integrantes de las multisectoriales contra los tarifazos, que surgieron en respuesta a la insensibilidad oficial frente a la crítica situación que se vive en la provincia. Empresarios, comerciantes y vecinos no pueden afrontar las tremendas subas, que se suman al incremento general de precios en un contexto de despidos, suspensiones, reducciones salariales”, señaló Bacarella.

“Otro aspecto muy importante de este proyecto es que establece mecanismos claros y techos para futuras subas. Uno de los artículos dice que los incrementos no pueden exceder a los aumentos del Índice de Precios al Consumidor de Santa Fe ni a los de los del sueldo promedio de los trabajadores y trabajadoras”, destacó el diputado del bloque del Frente para la Victoria-PJ.

“Nuestra provincia necesita un gobierno que la defienda de las políticas nacionales de ajuste y promueva la continuidad y el crecimiento de la actividad económica y el empleo. En ese sentido, revertir los tarifazos es imprescindible”, subrayó Bacarella.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Qué pretende Uber en Rosario

El debate sobre Uber no gira en torno a “lo nuevo” y “lo viejo”, pues “lo nuevo” existe ha