“Alerta a los vecinos, otro #Genocidaentubarrio”, advierte desde las redes sociales la agrupación Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (Hijos). Se trata de una nueva campaña de denuncia por los condenados y procesados por crímenes de lesa humanidad, cometidos durante la última dictadura, que gozan del beneficio de la prisión domiciliaria en Rosario. Al mismo tiempo, es un señalamiento a la creciente impunidad en tiempos macristas. El posteo con el que cualquiera se puede cruzar en Twitter, Facebook, Instagram o Whatsapp, tiene además del rostro del represor escrachado un enlace para geolocalizarlos en un mapa de Google más una invitación que llama a fijarse “qué represor vive en tu zona”.

Gianola fue el segundo de los escrachados en las redes por la agrupación Hijos. | Foto: Andrés Macera.

La movida en las redes sociales impulsada por la organización defensora de los derechos humanos comenzó el pasado 14 de abril. El primero de los escrachados vía internet fue Eduardo “Tucu” Costanzo, represor que fue visto violando su prisión domiciliaria semanas atrás, y que fuera tres veces condenado a prisión perpetua en el marco de las causas Guerrieri I, II y III.

El segundo de los denunciados fue Héctor “Beto” Gianola, quien junto a otros 13 represores de la última dictadura cívico militar está siendo juzgado en los Tribunales Federales de Rosario por secuestros, tormentos y homicidios contra detenidos políticos que estuvieron cautivos en el ex Servicio de Informaciones de la Policía de Santa Fe, que funcionó en la esquina rosarina de Dorrego y San Lorenzo.

“La campaña no quiere reemplazar los escraches habituales, que también vamos a seguir haciendo como lo hicimos el año pasado con Carlos Sfulcini, sino que pretende escrachar a todos al mismo tiempo porque lamentablemente, en estos tiempos macristas, cada vez son más los que se van a su casa; en Rosario ya tenemos 17”, explicó Tomás Labrador, militante de Hijos, y uno de los responsables de la iniciativa junto a Paloma Ruiz, quien armó el mapa de Google, y Sabrina Gullino Valenzuela Negro, quien realiza los diseños.

«Apuntamos a que la ciudadanía se entere de esta situación y participe del control a los represores. Porque consideramos que esta política de otorgamiento de domiciliarias, muchas veces sin justificación y casi todas sin control representan una forma de impunidad encubierta que pone en sintonía al Poder Judicial con el gobierno de la Alianza Cambiemos que impulsa políticas negacionistas de los crímenes de la última dictadura claramente enfocadas a vaciar de contenidos las políticas de Memoria Verdad y Justicia», remarcó Labrador.

El militante de Hijos contó que “sólo en la primera semana de lanzado el primero de los escraches en las redes, el googlemaps recibió diez mil visitas”.

Investigaciones enlazadas

En el mapa de Google que acompaña cada uno de los escraches “virtuales” se puede ver el plano de la ciudad de Rosario y sus alrededores con los domicilios de los represores marcados. Con un click sobre esas marcas, se despliega la información de cada uno de los genocidas denunciados. En todos los casos, se refiere que el trabajo fue hecho en base a información de la organización Hijos y al relevamiento realizado por este semanario y el diario digital Redacción Rosario, ambos producidos por la Cooperativa La Masa.

A raíz de la polémica desatada por la multiplicación de las prisiones domiciliarias en todo el país, y que tuvo a la del emblemático Miguel Etchecolatz, en Mar del Plata, como a una de las más resonantes, entre febrero y marzo de este año El Eslabón publicó una serie de notas en las que dio cuenta de un relevamiento de quiénes son y dónde viven los represores de la dictadura que disfrutan de ese beneficio en Rosario.

El Mapa de la Impunidad publicado en El Eslabón y todos los artículos sobre los represores con prisión domiciliaria en la ciudad y la región se pueden leer enlace en la web de Redacción Rosario.

La lista de represores es la siguiente:

Ariel Antonio López. Ex agente civil de inteligencia (PCI) del Batallón 121 del Ejército. Condenado en varios juicios (causa Guerrieri). Cumple la pena de prisión perpetua en su departamento de avenida Circunvalación – 25 de mayo N° 2577, Monoblock 60/4, 2° piso B (barrio Rucci).

Alberto Enrique Pelliza. Militar retirado (RE). Tiene varia condenas (Causa Guerrieri) por aplicación de tormentos, privación ilegítima de la libertad, asociación ilícita y homicidios. Fue sentenciado a la pena de prisión perpetua por doce víctimas (siete desaparecidas). Vive en Deán Funes 1729.

Eduardo Rodolfo Tucu Costanzo. Personal Civil de Inteligencia (PCI) del Batallón de Comunicaciones 121 del Segundo Cuerpo de Ejército, condenado en varios oportunidades (Causa Guerrieri) a la pena de prisión perpetua. Vive en Pueyrredón 2931.

Eduardo Dugour. El ex policía del Servicio de Informaciones (SI) de la Jefatura de Policía de Rosario, sentenciado en octubre de 2014 a la pena de 22 años de prisión (causa Feced). Lleva su condena domiciliaria en Pasaje del Campo 4475.

Luis Paulino Coronel. Sargento de la Policía Federal, procesado en el marco de la causa Klotzman y otros expedientes acumulados, cuyo juicio oral y público comenzó en marzo, lleva su prisión domiciliaria en Paraguay 4475.

Héctor Oscar Beto Gianola. El ex comisario inspector está procesado por crímenes de lesa humanidad cometidos en el Servicio de Informaciones (SI). En marzo, comenzó a ser juzgado en el marco de la causa Feced III. Cumple arresto domiciliario en Anchorena 350.

Daniel González. Ex policía del Servicio de Informaciones de la Policía de Santa Fe. Desde marzo en el banquillo de los acusados de Feced III, también está procesado y “preso” en el departamento de calle Carranza 943, monoblock 50, piso 2 N° 1008.

José Carlos Scortechini. Ex policía del Servicio de Informaciones de la Policía de Santa Fe. Condenado en 2012 (causa feced) a diez años de cárcel por privaciones ilegales de la libertad, tormentos y asociación ilícita. “Cumple su pena” en Saavedra 2661.

Ovidio Marcelo Olazagoitía. Ex policía del Servicio de Informaciones de la Policía de Santa Fe. El 2 de diciembre de 2014 recibió una pena de 18 años de cárcel por asociación ilícita, privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos. Vive en Francia 1173.

Dardo Migno. Ex teniente y ex jefe de la Compañía de Comunicaciones de Montaña N°8. Condenado por el Tribunal Oral Federal de Mendoza, en octubre de 2011, a la pena de 12 años de prisión e inhabilitación perpetua, por privación ilegal de la libertad y torturas. Vive en Pedriel 922 (barrio Alberdi).

Ismael Ramón Verón. Ex mayor y ex jefe de Operaciones (S3) del Regimiento 7 de Infantería de La Plata. Procesado en la Justicia Federal de La Plata por secuestros y tormentos contra 197 detenidos.Vive en Mendoza 1349 piso 6 departamento “A”.

Alcides París Francisca. Comodoro retirado de la Fuerza Aérea Argentina. Condenado en marzo de 2013 por el TOF de Mendoza a la pena de prisión perpetua por secuestros, tormentos, asociación ilícita, sustracción de identidad y homicidios. Vive en Corrientes 483, departamento “D”, piso 15 .

Héctor Melitón Martínez. Coronel retirado del Ejército, Héctor Melitón Martínez, quien operaba en el Destacamento de Inteligencia Militar 122. El TOF Santa Fe lo procesó por privación ilegal de libertad y tormentos. Vive en Urquiza 1344, piso 8 departamento “A”.

Pedro Rodríguez. Condenado en agosto de 2013 por el TOF1 de Rosario a 8 años y seis meses de prisión por su participación en el secuestro y los tormentos cometidos en 1976 contra el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de San Lorenzo, Manuel Casado. Vive en el country Solares del Carcaraña (Oliveros).

Virton Modesto Mendíaz. Ex subjefe de la Policía de la provincia de Salta. El Tribunal Oral Federal de esa provincia lo condenó en junio de 2015 a la pena de prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos entre 1975 y 1976 contra 18 personas. Vive en Funes (La Taba 2363).

Carlos Ulpiano Altamirano. El ex policía del Servicio de Informaciones (SI) de la Jefatura de Policía de Rosario. Fue condenado (causa Feced) el 10 de octubre de 2014 la pena de prisión perpetua. Vive en la ciudad de Roldán, en la calle San Miguel al 249.

Carlos Sfulcini. Ex Personal Civil de Inteligencia (PCI) del Batallón 121 del Ejército. Condenado a 20 años de prisión por el Tribunal Oral Federal N°1 de Rosario por secuestro, las torturas y el homicidio Rubén Fernando Oscar Tito Messiez. La Sala III de la Cámara de Casación Penal de la Nación, confirmó la sentencia de la causa (“Porra Ariel Zenón y otros)” pero sólo en el delito de privación ilegal de la libertad y lo dejó en libertad por ya haber cumplido seis años de prisión. Vive en España 344, piso 10 “A”.

Fuente: El Eslabón.

Notas relacionadas:

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Espionaje ilegal: la Justicia rechazó la recusación de Mauricio Macri

El juez federal Martín Bava volvió a citar al ex presidente a prestar declaración indagato