Por la fase inicial del certamen continental, el conjunto auriazul perdió 1 a 0 ante el San Pablo, en Brasil, y como en la ida habían igualado sin goles, quedó eliminado. Diego Souza anotó el único gol de la serie.

La vuelta de Rosario Central al ruedo internacional no coincidió con un buen momento del club. De flojo papel en la Superliga, el equipo ahora dirigido bajo el interinato de José Chamot se despidió de la Copa Sudamericana en la fase inicial, que había comenzado con Leonardo Fernández sentado en el banco de los suplentes.

El primer tiempo fue parejo en cuanto a la tenencia de balón, al dominio. Pero las más claras las tuvo el dueño de casa, que falló goles increíbles. Primero fue Petros, que con el arco vacío la tiró afuera cuando sólo alcanzaba con empujarla. Después lo tuvo Nené, que definió suave ante una excelente respuesta de Jeremías Ledesma.

El auriazul, por su parte, tuvo en un remate de Hernán Da Campo desde el borde del área, la única jugada clara antes de meterse en el vestuario. El volante capturó un rebote a la altura de la medialuna, pero su disparo se fue apenas desviado.

Central saltó mejor a disputar la etapa complementaria, se plantó bien en campo adversario y pudo abrir el marcador si Joaquín Pereyra afinaba la puntería, cuando tuvo su chance casi desde el área chica.

Pero el conjunto brasileño empezó a saldar las deudas que acumulaba en el arco rival desde el primer tiempo: a los 15’ Diego Souza se chocó la pelota que había dado en el palo producto de la definición de Reinaldo, y aventajó al equipo comandado por el uruguayo Diego Aguirre.

Cuando el partido moría, fue expulsado el ingresado delantero peruano Christian Cuevas, pero no hubo tiempo para sacar provecho de esa ventaja numérica. Tras el pitazo final del paraguayo Eber Aquino, vio la roja Germán Herrera, por protestar.

Los de Arroyito mostraron una mejor cara que la de Sarandí, de donde se trajeron una durísima goleada ante el descendido Arsenal. Pero ahora, enfrente tenían al mítico y copero San Pablo, que de estas instancias sabe mucho, por más que entre sus filas no cuente con las figuras de otros tiempos.

A Central le espera una semana dura, en la que tendrá que prepararse para afrontar la última fecha del olvidable torneo local, ante Estudiantes de La Plata. En el medio, los dirigentes avisaron que comenzarán las gestiones para repatriar a Edgardo Bauza, de cara al próximo semestre.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Mirá cómo nos ponemos

Esa fue la frase que eligió el colectivo de mujeres actrices para denunciar el abuso y aco