De los frentes en los que se desata el conflicto social argentino, esa tensión entre los intereses de las mayorías nacionales contra los grupos minoritarios de poder local, transnacional y sus corporaciones, el de la denominada “batalla cultural” tal vez sea uno de los más desiguales. Pero en ese campo plagado de iniquidades también hay una fértil y larga tradición de creatividad criolla, de experiencias de comunicación popular, comunitaria y cooperativa, como de las que nace Otras Campanas, una aplicación desarrollada por un grupo de programadores, algunos de ellos rosarinos, que reúne en un mismo lugar a todos los “medios alternativos”, tal cual ellos los definen.

“Somos un colectivo de ciudadanos que se plantea la necesidad de encontrar voces alternativas a los medios hegemónicos concentrados”, explican en su web los creadores de la App que se puede descargar libremente en los teléfonos celulares. “Felizmente en los rincones de la red existen múltiples miradas –blogs, agencias de noticias, revistas, radios comunitarias, medios cooperativos– que constantemente producen información de calidad, aunque la mayoría son poco conocidos. Frente a esto, decidimos generar esta herramienta, que consiste en un espacio donde reunimos y visibilizamos esos medios, posibilitando un fácil acceso y lectura de sus principales titulares”, completa la presentación de Otras Campanas.

Así presenta la gente de Otras Campanas su aplicación.

La aplicación ofrece en una misma pantalla medios como El Cohete a La Luna, Radio Gráfica, Tiempo Argentino, Agencia Paco Urondo, Info News, Barcelona, Revista Cítrica, Nodal, Matria, La Izquierda Diario, Trabajo Cooperativo, Radio La Imposible, entre decenas. Pero además, en un hecho que se debe destacar en un país porteñocéntrico, también aparecen radios, diarios y revistas de todas las provincias. De Rosario se encuentran, entre otros, El Ciudadano, Enredando, Sin Cerco, FM Aire Libre, Radio UNR, Redacción Rosario y El Eslabón.

“Al abrir la App aparece un listado de noticias de diferentes medios. Al elegir una se puede leer su contenido y existe la posibilidad de visitar la página web del medio para leerla desde allí. Además, se puede cambiar a la pestaña portadas, donde se muestran capturas de pantalla de todos los medios. Desde el menú, es posible filtrar los tipos de medios (blogs, diarios, revistas, etcétera)”, describen los desarrolladores del programa. Y aclaran: “Para los que no tienen lugar en el teléfono se puede visitar desde cualquier navegador y plataforma en el sitio app.otrascampanas.org”.

El rosarino Martín Carr, uno los creadores de Otras Campanas, contó a El Eslabón: “El proyecto surgió como usuarios que andábamos leyendo, buscando información de medios alternativos, a los que nos costaba bastante el acceso a esas otras fuentes. Así fue cómo empezamos a pensar una herramienta para poder leer e informarnos mejor con esos medios alternativos”.

“Nosotros creemos que hay muchos medios, que integran la comunicación alternativa en nuestro país, que hacen una tarea muy buena, y nos pareció que lo que hacía falta era acercarnos un poco más a ellos, juntarlos y difundirlos”, amplió Carr a la hora de dar cuenta del nacimiento de la aplicación.

—¿Cómo se define el grupo que lleva adelante Otras Campanas?
—En primer lugar somos amigos. Además, empezamos a encontrarnos con otros compañeros para hablar de estas cosas y decidimos comenzar a juntar enlaces. Hicimos una lista de links, de favoritos, para poder decir «bueno, acá tenemos toda esta lista de medios que nos parecen interesantes para leer».

Algunos de los medios que te podés encontrar son semanales, otros quincenales, otros diarios. Pero ocurría que tal vez un usuario entrabas dos veces al mismo medio, y no veían cambios, que no se actualizaba en lo inmediato, lo cual podía generar la idea de que ese medio no tenía cosas interesantes para contar, y no es así. Ahí se nos ocurrió un primer paso del proyecto que fue poder ver todas juntas las portadas de todos los medios.

—¿Ustedes ya veían del palo de la comunicación, de la informática, o de qué experiencias previas?
—Muchos de los que participamos de este proyecto venimos del palo de las ciencias de la computación. Sabemos programar, nos interesa comunicarnos, pero sobre todo tenemos las herramientas para generar este tipo de programas para que se puedan acercar más personas a estos medios. Lo que pasó es que cruzándonos con otros compañeros con quienes nos hemos andado en la vida, con quienes también cursamos carreras que tienen que ver con la computación, nos fuimos encontrando con las mismas ideas y necesidades. Así fue que nos comunicamos con amigos en Buenos Aires, que también estaban justo en la misma búsqueda, intentado hacer algo y también conectados con otra gente.

—¿Qué otras características les parece que destacan a Otras Campanas?
—Además de ser gratis, algo que tiene que ver con otra de nuestras militancias, es que sea de software libre, esto de usar sistemas operativos GNU Linux. También nos interesa el tema de la privacidad y cómo funcionan los buscadores como Facebook, Google y todo eso que sabemos que está puesto en discusión en estos días, la forma de los usos de esos datos privados. Por eso destacamos que esta aplicación se puede bajar y usar sin ningún tipo de permisos especiales. Ustedes vieron que cuando se bajan alguna aplicación, aunque sea un Tetris, necesita saber tu lista de contactos, nombre, apellido, dirección u otras cosas. En Otras Campanas eso no es necesario. Usamos los menores permisos que necesitamos. Otra cosa es que consume muy poca memoria RAM y que ocupa muy poquito en el disco rígido del teléfono, menos de un mega, menos que una foto.

—¿Cómo se financia el proyecto?
—Por ahora sostenemos nosotros los costos, como podemos. Costos como pagar los servidores y otras cuestiones. No queremos propaganda en la aplicación. Lo que sí, tal vez en algún momento hagamos, como hacen muchos medios o programas de software libre, es proponer a la gente que si le sirve le pague un café al desarrollador, poniendo, no sé, diez pesos en el proyecto.

—¿Qué respuesta han tenido de los medios que ustedes levantan?
—Al principio, por desconocer mucho sobre el tema y ser más que nada usuarios, nos sorprendimos cuando vimos la cantidad de medios, agencias, radios, blogs, diarios, revistas que existen. Por otro lado, no sabíamos lo que podía llegar a pasar. Entonces, lo que hicimos fue mandar un mail a todos los medios que teníamos en la base de datos, contándoles nuestro objetivo, diciéndoles que no teníamos fin de lucro, que nos interesaba que la gente entre y conozca cada plataforma. Y muchos de los medios contestaron positivamente. Luego, otros se quisieron sumar. En la aplicación uno puede sugerir cualquier medio para que luego pueda ser agregado. Y varios nos llamaron para que los sumemos. En definitiva, el fin es hacerlos conocer.

Más notas relacionadas
  • Vassalli, la toma continúa

    Expectantes por la aparición de un nuevo grupo económico interesado en la empresa, y mient
  • Chistes

    "Estás corto de mujeres” fue la primera observación de la titular del Fondo Monetario Inte
  • La toma de Firmat

    Los obreros, con la ocupación de las tres plantas de la firma incluida, reclaman el pago d
Más por Juane Basso
Más en El Eslabón

4 Lectores

  1. […] Redacción Rosario […]

    Responder

  2. […] Redacción Rosario […]

    Responder

  3. Maria Roldan

    16/05/2018 en 13:18

    FELICITACIONES. SERE FIEL LECTORA

    Responder

  4. […] El Eslabón (Rosario, Provincia de Santa Fe), producido por Cooperativa de Trabajo La Masa, asociada a la […]

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Un juglar militante de la identidad afroargentina

Cebollita, barra brava, profesor, escritor y musiquero candombero. Ariel Prat, desde su “t