Tras el repudio generalizado por la presencia del interventor de la facultad de Psicología y la Biblioteca Popular Vigil durante la dictadura, Raúl Pangia, la Biblioteca Argentina Juan Álvarez resolvió levantar una serie de charlas previstas para el 12 y 26 de junio.

“Gente de la Biblioteca Argentina ¿saben ustedes quién es Raúl Pangia?”. La pregunta fue lanzada a las redes sociales por la investigadora de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) Natalia García, al enterarse que el ex funcionario de la dictadura, responsable de la intervención en la Biblioteca Popular Vigil y la facultad de Psicología, brindaría una charla en ese lugar. “Personal Civil de Inteligencia de la última dictadura cívico-militar. Rol: agente de censura. Actuaciones en Psicología (UNR) y Biblioteca Vigil (Instituto Secundario). Pueden preguntarle a sus estudiantes… lo recuerdan muy bien!! #verguenza”, completó su posteo en Facebook la docente y autora de los libros “El Caso Vigil. Historia sociocultural, política y educativa de la Biblioteca Vigil (1933-1981)” y “La educación Clandestina. Espiar, Colaborar y Depurar (Santa Fe, 1966-1983)”.

El repudio se fue generalizando en las redes sociales y comenzó a escalar institucionalmente. Durante la jornada de este miércoles tanto en el Concejo Municipal como en el ámbito de la facultad de Psicología de la UNR, se produjeron una serie de movimientos para repudiar el hecho, lo mismo que entre los organismos de derechos humanos, que finalmente derivaron en la resolución oficial de la Biblioteca Argentina.

Pangia fue Personal Civil de Inteligencia (PCI) durante la última dictadura cívico militar. Participó como funcionario del terrorismo de Estado en las intervenciones de la Biblioteca Popular Constancio Vigil y de la Facultad de Psicología, de donde estudiantes y docentes lo recuerdan en su rol de “agente de censura”.

En una investigación publicada en 2003 en el semanario El Eslabón, que recogió varios testimonios de socios de la Vigil y de ex estudiantes de Psicología se trazó el perfil autoritario del personaje, que se fue reciclando en distintos espacios pero que cada vez que sus ex alumnos o los organismos de derechos humanos lo ubicaron volvieron a denunciarlo, como ocurrió a principios del 2000 con el Colegio Latinoamericano donde había rendido para ser director.

Tal cual lo recuerdan estudiantes de la época de su paso por Psicología, Pangia se jactaba entre otras cosas de “haber eliminado la infiltración marxista” de esa facultad, de la cual se registran nada menos que veintidós estudiantes desaparecidos.

“Estimada comunidad de la Biblioteca Argentina, les contamos que se resolvió dar de baja las Charlas del Taller de Psicología programadas para los días 12 y 26 de junio”, comunicó este mismo miércoles la entidad en su propia cuenta de Facebook. Y añadió: “Pedimos disculpas por incluir en nuestra agenda a un profesional citado como agente civil de la última dictadura cívico-militar. Hoy y siempre, reiteramos nuestro compromiso absoluto con la lucha por memoria, verdad y justicia y castigo a los responsables de la última dictadura cívico-militar. Todo nuestro apoyo a los sobrevivientes y familiares del terrorismo de Estado”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Feced III: La irrupción de los represores en La Vigil

Sobrevivientes de la intervención de la Biblioteca Popular serán protagonistas este miérco