La flotación libre del tipo de cambio tuvo vida efímera: apenas 48 horas. Este martes, el Banco Central debió intervenir y arrojó a los leones de la city porteña unos 500 millones de dólares, pero la divisa cerró a 26, 50 pesos.

El gobierno de Mauricio Macri sólo pudo sostener dos días su promesa al Fondo Monetario Internacional (FMI) de no intervenir en el mercado de cambios: el Banco Central (Bcra) y el Ministerio de Finanzas se pusieron de acuerdo y el primero puso en el mercado mayorista 500 millones de dólares de las reservas, puesto que el Banco Nación ya no puede seguir desangrándose, y a todo el sector público sólo le quedan 1.890 millones de dólares para intervenir, lo que para las aves rapaces de la city es apenas la aceituna de un Martini.

Así y todo, el Gobierno apenas pudo evitar que el precio del billete estadounidense llegara a los 27 pesos, cerrando a 26,50.

El peso ya alcanzó una devaluación del 39,75 por ciento desde el 1º de enero, y el ministerio de Finanzas, que conduce Luis Caputo colocó este martes una nueva emisión de letras del Tesoro en dólares. En síntesis, la Argentina se sigue endeudando, el acuerdo con el FMI no calma los “nervios” del mercado, y el dólar se cotiza al valor que se le ocurre a los pillos de siempre.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario / Edición: Horacio Çaró
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Las protestas sociales hicieron recular a Macri

El creciente repudio contra las políticas económicas que iba a expresarse a través de dist