La conducción de la CGT anunció que el lunes 25 de junio se realizará un paro general y exigió la rectificación de la actual política económica. El anuncio lo hizo Héctor Daer, uno de los triunviros que lidera la central obrera.

La convocatoria al paro general se da en el marco de la interrupción de las negociaciones con el gobierno de Mauricio Macri y plantea el rechazo a las políticas de ajuste de Cambiemos, el acuerdo con el FMI y el tope que la administración macrista le puso a las paritarias.

Daer, a través de una conferencia, advirtió que la CGT elaboró un listado de cinco puntos “con el cual pretendíamos iniciar el diálogo con el gobierno. Esperábamos una propuesta pero esta mañana, en conversaciones informales, el Poder Ejecutivo, nos dejó saber que no tenía una respuesta afirmativa para ninguno de estos puntos”.

Los reclamos de la central de trabajadores eran, por un lado, desactivar los despidos que se vienen produciendo en el Estado durante el próximo semestre, y que comenzara el diálogo con el sector privado para avanzar en un acuerdo en ese sentido; la reapertura de paritarias cerradas sin techos; la eliminación en la base de cálculo del impuesto a las ganancias del medio aguinaldo de julio; la devolución de los fondos de las obras sociales sindicales, y que se retire del Congreso el proyecto de reforma laboral que impulsa Macri.

La interrupción del encuentro con Gobierno llevó al triunvirato de la CGT a anunciar el paro general, sin movilización, en rechazo a las políticas de Cambiemos y al veto a la ley que retrotraía los aumentos de tarifas.

En la sede cegetista de calle Azopardo, Daer estuvo flanqueado por Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, y ambos ratificaron que al paro adherirá la Unión Tranviarios Automotor (UTA), de modo que ese día no habrá transporte público.

Daer precisó: “Luego del debate la conclusión es que los datos económicos y de empleo, los datos que tienen que ver con todo lo que afecta a los sectores más vulnerables se van afectando y cada vez son más alarmantes”. El dirigente gremial agregó: “Lo que hemos decidido es declarar el día 25 un paro de actividades por 24 horas sin movilización”.

Los triunviros revelaron que el Gobierno propuso “crear una comisión para analizar los despidos por actividad y sector con representantes empresarios y sindicales”, ante lo cual la respuesta fue taxativa: “Nosotros buscábamos algo mucho más imperativo, respecto de que no habrá más despidos. Pero siempre nos ponen la zanahoria para dentro de 6 meses”.

En ese sentido, Schmid añadió: “Estamos señalando que el Gobierno tiene que corregir el trazado económico y el Gobierno ha respondido según su naturaleza, ya que la visión del equipo económico es que no pueden intervenir en las reglas del mercado. Nosotros estamos en las antípodas de eso”.

Entre las peticiones de la CGT, además de la devolución de los fondos que pertenecen a las obras sociales –el item que el ministro de Trabajo Jorge Triaca estaba habilitado a negociar–, la exención transitoria de Ganancias a aplicar en el medio aguinaldo de junio, y ajustar las paritarias a la proyección más conservadora de la inflación para 2018, que oscila entre el 21 y el 27 por ciento.

Por otra parte, las dos CTA confirmaron el paro nacional que se llevará adelante el próximo jueves, con movilización a Plaza de Mayo, medida a la que adhiere el Sindicato de Camioneros. Las dos centrales alternativas también acompañaran el paro general anunciado por la CGT.

Fuentes: Minuto Uno | El Destape Web

Más notas relacionadas
Más por Horacio Çaró
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Las protestas sociales hicieron recular a Macri

El creciente repudio contra las políticas económicas que iba a expresarse a través de dist