Agentes de la FIFA irrumpieron este martes en la concentración argentina en Bronnitsy para realizar chequeos sorpresas a seis futbolistas. Esto es una práctica habitual de la entidad en la previa a cada competencias importante.

Los futbolistas Lionel Messi, Paulo Dybala, Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Franco Armani y Walter Acuña fueron sometidos al control antidoping ordenado por la casa madre del fútbol mundial.

Un equipo de la Comisión Médica ingresó al predio ruso de Bronnitsy y le tomó muestra a los jugadores. El procedimiento se encuadra dentro de lo habitual en la previa a las grandes competencias deportivas y tomó por sorpresa a los futbolistas, que estaban merendando.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

“Es el escudo que amo, y quiero retirarme acá”

En su presentación oficial, Mauro Formica anticipó que integrará la nómina de convocados p