Agentes de la FIFA irrumpieron este martes en la concentración argentina en Bronnitsy para realizar chequeos sorpresas a seis futbolistas. Esto es una práctica habitual de la entidad en la previa a cada competencias importante.

Los futbolistas Lionel Messi, Paulo Dybala, Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Franco Armani y Walter Acuña fueron sometidos al control antidoping ordenado por la casa madre del fútbol mundial.

Un equipo de la Comisión Médica ingresó al predio ruso de Bronnitsy y le tomó muestra a los jugadores. El procedimiento se encuadra dentro de lo habitual en la previa a las grandes competencias deportivas y tomó por sorpresa a los futbolistas, que estaban merendando.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Al Diego le da “un gran placer” la designación de Menotti

“Si el Flaco está fuerte, el fútbol argentino va a ser fuerte”, afirmó Maradona en redes s