Ciudad Futura presentó un proyecto para declarar la emergencia energética en barrios populares y denunció que ante las bajas temperaturas hubo “varios cortes de luz y explosiones de transformadores” que interrumpieron el servicio.

El bloque Ciudad Futura impulsó este martes en el Concejo Municipal una iniciativa para abordar con urgencia la situación que padecen los vecinos de varios barrios de la ciudad con respecto al suministro de energía.

“En las últimas semanas, con la llegada de las bajas temperaturas, comenzaron a producirse en casi cuarenta barrios de la periferia rosarina cortes de luz y explosiones de transformadores que dejaron a miles de familias sin su única fuente de energía durante días”, remarcaron los ediles de esa fuerza política. “A las condiciones de pobreza y exclusión cotidianas se le suman situaciones de extrema vulnerabilidad y penuria, llegando a cobrarse la vida de niños en varios casos por la inestabilidad y precariedad del servicio”, agregaron.

Los concejales que conforman el bloque de Ciudad Futura, remarcaron que “ante esta dura realidad, mientras el Concejo está debatiendo la situación tarifaria y energética con la posibilidad de quitar diferentes tasas a las facturas de servicios, nosotros generamos la aludida presentación legislativa”, en referencia a la discusión que comenzó tras la presentación de la propuesta de Cambiemos para eliminar tasas a los servicios básicos.

Los legisladores locales explicaron que su propuesta busca “habilitar los recursos necesarios para abordar de manera urgente la crisis”, por lo que pretenden que “el Estado municipal coordine con la EPE y el gobierno provincial distintas estrategias y ya sea mediante reemplazo de tendidos, con la compra urgente de nuevos y más potentes transformadores, y con implementación ágil del programa Luz Segura, entre otros mecanismos”.

“Como es sabido, en los barrios populares, asentamientos y barrios precarios, la luz es de manera muy deficitaria, la única fuente de energía con la que cuentan los hogares. El gas sólo llega envasado y nunca fue muy utilizado para calefaccionarse en invierno debido a su alto costo”, refirieron desde Ciudad Futura, y añadieron: “Si la sociedad toda sufre hoy la consecuencias del tarifazo, los barrios pobres más todavía. Mientras que en el 2015 la garrafa de 10 kilos se conseguía a 97 pesos, hoy cuesta más de 300. De esta manera, sin gas natural en red y con precios privativos del envasado, la energía eléctrica es la única vía de calefacción para las familias pobres”.

“Generalmente se utilizan estufas de cuarzo que tienen un gran nivel de consumo para calefaccionar viviendas de chapa o materiales muy precarios y con poca aislación térmica. Estos altísimos niveles de consumo van por cableados e instalaciones caseras que no dan abasto y producen situaciones de riesgo tanto adentro como afuera de las viviendas”, continúa el comunicado. “En las viviendas se producen cortocircuitos que terminan en incendios y muchas veces –como la semana pasada– se llevan la vida de los más chicos. Por otro lado, colapsan también los tendidos públicos y terminan explotando los transformadores de los barrios generando apagones masivos”.

Desde este espacio enumeraron los barrios que fueron relevados y que sufren estas condiciones adversas: Barrio Toba, Barrio La Roca, Villa Banana, Vía Honda, Barrio Alvear, San Francisquito, Bella Vista, Godoy, Villa Pororó, barrios Empalme Graneros, Stella Maris, Santa Rosa, Ludueña, Emaus, Ludueña Norte, Villa Manuelita, Nuevo Alberdi Oeste, Nuevo Alberdi Oeste – Zona Rural, Arroyito Oeste, Casiano Casas, España Chica, Génova y la vía, Industrial, Unión, Cristalería y Parque Habitacional Ibarlucea, Unidos, República de la Sexta, Alvear Sur, Alvear Norte, Itatí, La Bombacha, Las Flores Sur y San Martín Sur.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Maleteros se sacaron una pesada mochila: “Reparamos décadas de injusticia”

Se aprobó la ordenanza que formaliza y regula la actividad de quienes cargan y descargan e