En un imperdible reportaje realizado por el canal LN+, el ex ministro de Energía Juan José Aranguren reveló que jamás renunció y que no era su voluntad irse. “Macri decidió que no correspondía que continuara», confesó.

Tras ser eyectado del Ministerio de Energía de la Nación, Aranguren fue entrevistado por el programa Mesa Chica, del canal del diario La Nación. El ex CEO de la petrolera Shell de Argentina reveló algo que se conocía: «No quería salir del Gobierno, yo no renuncié».

La forma que encontró de disfrazar su despido del régimen que encabeza en lo formal Mauricio Macri es desopilante: «Desde mi punto de vista, ser ministro no es un derecho al cual se pueda renunciar, es un deber, es una obligación, es una responsabilidad, que, en este caso, el presidente Mauricio Macri decidió que no correspondía que continuara».

El ex funcionario agregó: «(Lo viví) con sorpresa, con un poco de decepción, no voy a dejar de decir la verdad, pero una vez que el Presidente lo decidió…».

Por otra parte, Aranguren confió a su entrevistador que el lunes siguiente a su despido mantuvo un diàlogo de media hora en el despacho presidencial. En esa oportunidad se enteró del por qué de su salida del Gabinete: «Él (por Macri) consideró que era conveniente que fuera otra persona, otro equipo, el que continuara con la política energética y así se hizo».

En la misma línea, el ejecutivo petrolero amplió: «También mi estilo de conducción dentro del ministerio de Energía y Minería a lo mejor no dejó muy contentos a los allegados del Gobierno porque el Presidente siempre nos pidió decir la verdad y yo cumplo con eso».

Aranguren también confesó quién los anotició de su desplazamiento, el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui: «No voy a ser necio, algo esperaba porque no soy alguien que se deje coordinar fácilmente».

Cuando le preguntaron qué fue lo más grato que le deparó haber sido funcionario público, respondió: «La posibilidad de hacer lo que había que hacer, conocer un equipo de gente de primera y que pudimos implementar cosas que son muy relevantes».

En cuanto a lo más ingrato, no dudó: «La hipocresía política es lo más ingrato, que alguno piense en su electorado y que lo que se debe hacer puede posponerse hasta la próxima elección; los tiempos no son iguales en la parte política que en la parte técnica».

Aranguren no se privó de vaticinar el futuro de su sucesor, Javier Iguacel: «Él va imponer su propia línea; él es alguien que viene del sector petrolero, que hizo un muy buen trabajo en vialidad denunciando la corrupción e implementando la obra pública que es más que evidente».

Sobre el papelón que protagonizó Iguacel al haber construido un puente por el que no podían pasar los trenes, en su paso por Vialidad, acción por la cual está procesado, Aranguren no dijo ni mú, y su entrevistador tampoco se lo preguntó.

Más notas relacionadas
  • A Juane no se lo lleva nadie

    La muerte se empeña en lograr que uno se acostumbre. A menudo parece que la misión de la m
  • Gozos y lágrimas

    El mayor obstáculo a la hora de definir la lealtad parece estar en que los tiempos que cor
  • Un circo online

    El domingo 27 de septiembre, a las 20, se podrá disfrutar de la pista de un espectáculo vi
Más por Horacio Çaró
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Newell’s no hizo pie en el Monumental y fue goleado por River

La Lepra cayó 4 a 1 con el Millonario en condición de visitante. Solari, en dos oportunid