Se presenta en la ciudad el segundo anuario de Alegría, publicación gráfica que satiriza la política argentina en las redes sociales.

Alegría es una publicación virtual de humor gráfico político que nació a finales de 2015, creada por autores y dibujantes de Buenos Aires, que en los albores de la asunción de Mauricio Macri armaron una página en Facebook que fue creciendo en su número de seguidores tanto como el gobierno implementó ajustes, tarifazos, deuda y cinismo al por mayor.

En 2017, sus gestores decidieron sacar el primer anuario de Alegría, como una manera de seleccionar los trabajos más llamativos, y también como una guía y balance mensual de los atropellos, las impresentables declaraciones y puestas en escena desopilantes.

Este año, lanzaron Alegría – Segundo Anuario, un libro de 240 páginas ilustradas con las mejores viñetas e historietas y con el condimento necesario para enfrentar la coyuntura.

“El espíritu era hacer un humor crítico Anticambiemos, consigna general que surgió del grupo más allá de las diferencias políticas de cada uno”, le cuenta a este periódico el editor de las dos ediciones de Alegría, Guillermo Domínguez Sánchez, que el sábado 14 estará en la presentación de la publicación en Rosario, en el espacio de Bon Scott, a las 20, y acompañado por el comunicador Leandro Arteaga y el dibujante local Maximiliano Falcone, participante de este semanario. La velada será amenizada por las agrupaciones Malvón y Kif 4 KroKer.

“Me sumé a finales de 2016 –prosigue Domínguez–, cuando se había decidido hacer el anuario. Se necesitaba un editor y yo tengo una relación cercana con el Polaco Scalerandi, entonces me propusieron participar de la edición de los anuarios en sociedad con los autores de Alegría”.

La tarea significó condensar el trabajo diario, virtual, cotidiano, coyuntural de las redes sociales (Facebook, Twitter Instagram) y llevarlo a un combinado de humor gráfico en papel y en formato libro.

Guillermo Domínguez cuenta el día a día de Alegría: “Básicamente se labura en un grupo de Facebook privado, cada autor va tirando sus propuestas del día y hay un programador que va seleccionando el material. Se basa en los más recientes”, detalla el editor, y menciona uno de los dichos que esta semana propinó la diputada Elisa María Avelina Carrió, de las secuaces más célebres de la gestión. “Yo recomiendo a la clase media que dé propina”, había lanzado en una declaración, y luego, sentada en su propia banca, quiso explayarse sobre el tema y terminó hablando de “propinas y coimas”. De ese fallido salieron chistes y viñetas a montones. Este tipo de material, de hechos mediáticos y políticos determinados, como la escapada del dólar, la inflación, los recortes y los papelones, se ven reflejados cada día en las redes y hacen que el dolor de cabeza que provoca la gestión se tomen con humor, permitiendo también otro tipo de reflexión posible, diferente a un editorial o un análisis más periodístico.

“El libro, en principio, es para el público seguidor de las redes. El papel trajo sus dificultades en cuanto a los formatos de cada chiste. Fue una selección de muchísimo material que fue creciendo naturalmente con el avance destructor de Cambiemos. Fue un trabajo de prueba-error, los desafíos partieron desde qué chiste queda bien con tal, si va a página completa, y el tipo de diseño, muchas idas y vueltas”.

Tapa, tapita, tapón
La portada del Segundo Anuario de Alegría tiene como vedette a Patricia Bullrich, con una sonrisa de oreja a oreja. Esa sonrisa vacía que la caracteriza y que, por momentos, se llena de cinismo. Sus ojos y su piel lucen extraños. El dibujo estuvo a cargo del Polaco Scalerandi, hacedor de la ilustración del primer anuario, en la que el modelo de tapa fue el mismísimo Mauricio Macri.

El editor a cargo adelanta que en este segundo libro de Alegría, lo que abunda es el chiste de humor gráfico en un sólo cuadro, el formato cartoon, con diálogos o mudos. La edición también cuenta con material extra y con presentaciones en torno a cada mes del año, que estuvo a cargo de referentes como Ingrid Beck, Matías Castañeda, Santos Vargas, Carlos Busquedy y Martín Garabal, entre otros.

El segundo anuario de Alegría es necesario para reír, reflexionar, recordar, y tener un registro de época.

Más notas relacionadas
  • A la cuenta de cinco

    Con espíritu crítico, desparpajo y festividad, La banda de los Papas Fritas, conformada po
  • El pulso santafesino

    El percusionista Mauricio Palavecino abrió en las redes digitales su proyecto Rítmica, un
  • “Siempre estuve rodeado de compañeros”

    El bluesman rosarino prepara su cuarto disco y repasa lugares de la ciudad, canciones y so
Más por Juan Pablo de la Vega
Más en Cultura

Dejá un comentario

Sugerencia

Toniolli presentó su libro sobre Gálvez

Este viernes, en el Complejo Cultural Atlas, se presentó el libro “Manuel Gálvez, una hist