El presidente de EEUU Donald Trump dijo que «Alemania es prisionera de Rusia», porque algunos miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan) aprobaran la construcción del gasoducto Nord Stream 2.

El mandatario yanqui realizó esas declaraciones durante el desayuno de trabajo con el secretario general de esa organización, Jens Stoltenberg. Trump se encuentra en Bruselas (Belgica) para acudir a la cumbre que la Otan celebró entre el miércoles 11 y este jueves.

Según declaró el líder estadounidense, «Alemania está completamente controlada por Rusia», debido a que «tras la construcción de ese nuevo gasoducto (Nord Stream 2), más del 70 por ciento de su gas natural se lo suministrará» Moscú.

Al respecto, Trump destacó la paradoja que supone que Berlín «pague miles de millones de dólares a Rusia» y los norteamericanos «tengamos que defenderlos de ese país».

El inquilino de la Casa Blanca también volvió a criticar a los países de la Otan por no aportar la cantidad que les corresponde: «EEUU paga demasiado y otros países no pagan lo suficiente», una situación que «sucede desde hace décadas» y resulta «desproporcionada e injusta para los contribuyentes estadounidenses».

En concreto, el mandatario norteamericano destacó que Alemania aporta «poco más del 1 por ciento», algo que estima «inapropiado».

La respuesta de Stoltenberg

Ante estas declaraciones, Stoltenberg recordó a Trump que «la Otan es una alianza de 29 naciones», donde «a veces hay diferencias, puntos de vista distintos y algunos desacuerdos», como respecto al proyecto Nord Stream 2, pero subrayó que «siempre hemos sido capaces de unirnos en torno a nuestra tarea principal de protegernos y defendernos mutuamente».

De hecho, el secretario general de la Otan hizo hincapié en que «incluso durante la Guerra Fría los aliados de la Otan comerciaban con Rusia».

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Cómo defenderse de la prepotencia de Occidente

La analista sudafricana Nontobeko Hlela advierte que “las armas económicas que se aplican