El Eslabón buscó por todos los medios, infructuosamente, comunicarse con la máxima figura del PRO local, Rodrigo López Molina –a quien todos sindican como el próximo candidato a la intendencia de Rosario–, para escuchar qué tiene para decir sobre el escándalo de los aportes de campaña que envuelve a su partido.

Tras numerosos mensajes y llamados telefónicos que no consiguieron que “Roy” atienda a este medio, un tuit lanzado a través de la cuenta de El Eslabón fue la primera señal de que al menos había alguien del otro lado de la línea.

Más rápido de lo que se tarda en poner un “me gusta”, llegó la esperada respuesta, aunque no de López, sí de su equipo de prensa. Luego de consultar el tema por el cual buscábamos a Roy, y responder que queríamos tener su palabra sobre el escándalo que envuelve al PRO en Buenos Aires con María Eugenia Vidal, y que tiene su anclaje provincial y local, la amable y joven voz explicó que a las 19 de este jueves López Molina estaba por ingresar a un canal de TV pero que luego nos darían una respuesta.

Nobleza obliga, se dijo en esta redacción, e inmediatamente comunicamos en el Twitter de El Eslabón que nos habían llamado y que esperábamos la confirmación para hacer la nota.

La espera se prolongó hasta el momento del cierre de este número 361 de nuestro semanario, que como cada semana se realiza a las 16 de los viernes, sin que se haya producido la comunicación deseada.

“Suerte con eso. A nosotros nos pasaron con no sé cuántos prensa –todos macanudos–. Al final, no pudo, estaba a full”, nos alentó una solidaria colega.  “Vayan preparando el mate”, había sugerido un lector perspicaz e incrédulo que desde temprano, durante la mañana del mismo viernes, nos pedía que dejemos de lado la ingenuidad de pensar que finalmente la promesa del PRO local hablaría sobre el tema instalado, a pesar de las corporaciones de la comunicación como Clarín, en la agenda nacional a raíz de una investigación del periodista de El Destape Juan Amorín.

Como en esta redacción tratamos de hacer caso a nuestros lectores y nuestras lectoras, nos bajamos varios termos a la espera del contacto que nunca llegó. Veremos si tenemos suerte para el próximo número. Seguiremos insistiendo. Y mientras tanto, por las dudas, vamos poniendo otra pava.

Notas relacionadas:

Más notas relacionadas
Más por Juane Basso
Más en El Eslabón

Un comentario

  1. Nicol6N

    23/07/2018 en 0:20

    Cuando termine el couchin amablemente los va atender…..

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Motoqueros (capítulo 4)

Decidido a no volver esa noche al trabajo, para no tener que pelearse con el boliviano, se