“Ratificamos la existencia de numerosos elementos que permiten afirmar que a Franco (Casco) lo sometieron a torturas”, señalaron desde la Multisectorial contra Violencia Institucional este miércoles, en respuesta a planteos policiales hechos en el marco de la causa por la desaparición y asesinato del joven de Florencio Varela visto por última vez con vida en la comisaría 7ma, y cuyo cadáver fue encontrado en el río Paraná.

La entidad que nuclea a familiares de víctimas de violencia institucional y organizaciones de derechos humanos, sociales, gremiales y académicas, emitió un comunicado para responder “a la información difundida en torno al caso de Franco Casco, en donde la defensa de varios acusados indica que dos fotografías probarían que Franco no fue sometido a torturas”.

“Distintos elementos probatorios como fotos y testimonios de detenidos que declararon los maltratos a golpes de puños y patadas que escuchaban como le infligían a Franco durante horas”, plantea el comunicado de la Multisectorial. Y añade: “Por lo tanto, es innegable que Franco fue torturado, asesinado en un calabozo de la 7ma y su cuerpo arrojado al Río Paraná”.

“El hecho de las torturas a las que fue sometido Franco, se encuentra avalado por numerosas pruebas y testimonios certeros, por lo cual ni las fotografías ni las pericias odontológicas serían determinantes para sentenciar que no hubo tortura”, remarcaron en el comunicado, que a continuación se reproduce completo.

Comunicado

Frente a la información difundida en el día de ayer, en torno al caso de Franco Casco, en donde la defensa de varios acusados indica que dos fotografías probarían que Franco no fue sometido a torturas, familiares, abogadxs querellantes y la Multisectorial contra la Violencia Institucional ratificamos la existencia de numerosos elementos que permiten afirmar que a Franco lo sometieron a torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes. Distintos elementos probatorios como fotos y testimonios de detenidos que declararon los maltratos a golpes de puños y patadas que escuchaban como le infligían a Franco durante horas. Por lo tanto, es innegable que Franco fue torturado, asesinado en un calabozo de la 7ma y su cuerpo arrojado al Río Paraná.
El viernes pasado los abogados defensores de siete de los acusados presentaron en la Fiscalía Federal Nº 1 un escrito para que se incorporen en el expediente dos fotografías extraídas de la cuenta de Facebook de Franco y de su ex cuñado.
Estas fotografías vendrían a contradecir las pericias odontológicas producidas por el cuerpo médico de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que determinó que las cavidades donde se alojaban las piezas dentarias faltantes presentaban características vitales, que indicaban haber sido perdidos en vida y de forma traumática.
En julio del año pasado ocurrió una situación de suma gravedad institucional, con el argumento de haberse traspapelado y habiendo transcurrido casi tres años se incorpora una pericia en el expediente, realizada a solicitud del Instituto Médico Legal que indica que el desprendimiento de las piezas dentales no había sido traumático sino que se debía a una mala salud bucal.
Es imperante aclarar de que lxs abogadxs querellantes aún no han tenido acceso a estas fotografías, por lo cual en primer lugar se debe deducir la veracidad y fidelidad de las mismas. No obstante, enfatizamos que el hecho de las torturas a las que fue sometido Franco, se encuentra avalado por numerosas pruebas y testimonios certeros, por lo cual ni las fotografías ni las pericias odontológicas serían determinantes para sentenciar que no hubo tortura.
En la búsqueda de justicia, los familiares y abogadxs querellantes debieron sortear un cúmulo de obstáculos e irregularidades durante la investigación que pusieron en evidencia un gravísimo caso de violación a los Derechos Humanos.
Desde la Multisectorial Contra la Violencia Institucional de Rosario consideramos que tanto la existencia del hecho como la responsabilidad de lxs policías involucradxs es indiscutible. Continuamos exigiendo a los representantes del Poder Judicial que estén a la altura de las circunstancias para resolver en este gravísimo caso de desaparición forzada seguida de muerte, ponderando la protección de los testigos del caso y el respeto de los derechos de las víctimas. Sólo así habrá justicia por Franco Casco.

La lucha sigue!
Justicia por Franco Casco y condena a todos los culpables!
El Estado es responsable!
Ni un pibe, ni una piba menos!

La foto que le tomó el jefe de la 7a a Franco Casco, que consta en el expediente, y en la que se ve, entre otras cosas, el rostro (nariz, pómulo y labios) golpeado de Franco. | Archivo El Eslabón.
Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

“El conflicto no se va a solucionar con amenazas ni con descuentos”

El secretario general del sindicato docente público, Rodrigo Alonso, responsabilizó al gob