Tras la igualdad sin goles en los 90’, el Canaya tuvo una efectividad total en la serie de penales ante Talleres, que le permitió clasificar a los octavos de final del certamen federal, en el que lo espera Almagro.

Rosario Central logró reponerse de la derrota del fin de semana ante Racing, que le valió perder la punta de la Superliga. Por los 16avos de final de la Copa Argentina, eliminó a Talleres de Córdoba, y jugará en la próxima instancia ante Almagro, equipo que milita en la B Nacional.

Después de un aburrido 0 a 0 en tiempo reglamentario –donde imprecisiones prevalecieron por encima de las llegadas claras– la llave se definió desde los doce pasos, con un 5 a 3 favorable para los dirigidos por Edgardo Bauza.

Central fue infalible, gracias a las conversiones de Néstor Ortigoza, Alfonso Parot, Leonardo Gil, Washington Camacho y Fernando Zampedri, autor del grito final. El arquero Jeremías Ledesma le contuvo el penal a Mauro Ortiz, lo que le valió para aventajar a su equipo.

Con esta clasificación Canaya, la posibilidad de reeditar el clásico rosarino en este certamen quedó apenas a un paso. Si Los del Patón superan a Almagro y Newell’s hace lo propio este sábado ante Atlético Tucumán, se verán las caras en los cuartos de final.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

El paro fue total

El paro en rechazo a la política económica del gobierno de Mauricio Macri fue contundente