Ambos mandatarios están tomando medidas similares con idénticas excusas. El presidente de Ecuador habla de la “pesada herencia” de Rafael Correa y la corrupción de su ex aliado para aplicar un brutal ajuste.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, asegura que recibió un país quebrado y con 60 mil millones de dólares de deuda. Una afirmación que, aseguran especialistas, está floja de papeles. El mandatario anunció un paquete de medidas para ahorrar mil millones de dólares anuales: la eliminación y fusión de ministerios, la supresión de subsidios, la prohibición de contratación directa de obras y la actualización de los precios de la nafta súper, entre otras.

“Reducir el tamaño del Estado para bajar los altos niveles de endeudamiento público que dejó el gobierno anterior”, es uno de los mantras que repiten hasta el cansancio los funcionarios del gobierno de Moreno y el coro de medios hegemónicos a su servicio.

“Debemos tomar nuevas decisiones que sean responsables, transparentes, justas y ante todo decisiones que no afecten a los más pobres. Jamás afectaremos a los más necesitados”, señaló el mandatario en cadena nacional al lanzar el ajuste.

La promesa de no afectar a los más pobres no convenció. El 13 de septiembre habrá una marcha contra el ajuste. El 20, una nueva protesta, en este caso una jornada de movilización convocada por el Frente Unitario de Trabajadores contra las medidas económicas. Y para octubre, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) prepara un plan de lucha.

Moreno señaló que las medidas apuntan a devolver la prosperidad a la patria: “Vamos a dar soluciones a los problemas que hoy nos preocupan a todos”, prometió el mandatario.

Los recortes incluyen la eliminación de siete ministerios y la fusión de otros organismos estatales. “Hemos encontrado un Estado endeudado, obeso, distorsiones desde aspectos como la contratación pública, hasta la ineficiencia del gasto”, señaló por su parte el secretario general de la Presidencia, Eduardo Jurado.

El actual gobierno inició su administración con 40 ministerios, en abril redujo a 27 las carteras de Estado y ahora serán 20.

Desparecerán el Ministerio de Justicia y la Secretaría Nacional de Comunicación. Además, se fusionará el Ministerio de Comercio Exterior con el de Industrias, el Ministerio de Defensa con la Secretaría de Riesgos, el Ministerio de Ambiente con la Secretaría del Agua, y el Servicio de Rentas Internas con el Servicio Nacional de Aduanas.

Moreno también dispuso la supresión de la Secretaría de Comunicación, del Instituto Espacial Ecuatoriano, de la Secretaría de Límites Internos, la fusión del Servicio de Rentas Internas con Aduanas, la Secretaría de Riesgos con el Ministerio de Defensa y el Ministerio del Ambiente con la Secretaría del Agua.

Además, el jefe de Estado apuntó que se fusionarán, delegarán y optimizarán empresas como la Corporación Nacional de Telecomunicaciones, la aerolínea Tame y los Correos del Ecuador para alcanzar un ahorro de al menos 350 millones de dólares más.

La idea, de origen neoliberal, es hacer el Estado más pequeño y “eficiente”, e introducir la lógica empresarial en el manejo de la cosa pública, alentando una mayor inversión privada.

El anuncio también incluyó “el retiro de privilegios” a funcionarios, especialmente a ministros, subsecretarios, asesores y directores, quienes en adelante deberán pagar sus propios planes de telefonía celular y ya no contarán con personal de seguridad, “a excepción de casos que lo ameriten”. Además, se planea vender mil vehículos más, pertenecientes al Estado, lo que significará un ahorro de 150 millones de dólares al año.

Asimismo, se dispuso la eliminación “de manera inmediata” de la contratación directa, o el también denominado uso de régimen especial, que permitía al Estado bajo ciertas circunstancias contratar las obras sin previo concurso.

Los subsidios, que están siempre en la mira de estos planes de ajuste, serán reducidos. “Los subsidios en combustibles le cuestan al Ecuador más de 3 mil millones de dólares que no benefician a los más pobres, por eso convocaremos a una gran mesa de diálogo nacional para encontrar los mejores mecanismos de focalización de subsidios que beneficien a quienes realmente lo necesitan”, señaló Jurado para explicar la eliminación de aportes estatales, medida que produjo el aumento del precio de ciertos combustibles, con la consiguiente suba de los transportes.

Correa llama a marchar contra el ajuste

El ex presidente ecuatoriano, Rafael Correa, llamó a una marcha contra el gobierno de Moreno, que fue su aliado y fue impulsado por el propio Correa para sucederlo.

Moreno se volvió contra Correa a poco de asumir, dio un giro a la derecha y cambió el signo de las políticas de su sucesor, a quien acusa de corrupto.

En un mensaje publicado en Twitter, Correa –quien vive en Bélgica– llamó para el 13 de septiembre a una movilización para “decirle basta a un gobierno traidor, corrupto e inepto. Luego, iremos a la cárcel 4, a saludar por su cumpleaños a Jorge Glas, preso político”.

Glas, de 48 años, fue vicepresidente de Correa entre 2013 y 2017, cuando fue recluido en prisión por presuntos actos de corrupción por el que cumple una sentencia de seis años.

“Siempre fuimos ciudadanos comunes, y volvemos a nuestras raíces. Este jueves 13 de septiembre todos a Quito, a decirle basta a un Gobierno traidor, corrupto e inepto. Luego, iremos a la Cárcel 4, a saludar por su cumpleaños a Jorge Glas, preso político ¡Hasta la victoria siempre!”, escribió Correa.

Moreno fue vicepresidente de Correa entre 2007 y 2013, y debido a su estrecha relación lo eligió para sucederlo. Tras ganar las elecciones se posesionó en el cargo en mayo del año pasado, pero casi de inmediato ambos intercambiaron públicamente acusaciones que terminaron en una ruptura.

Correa gobernó Ecuador desde 2007 por diez años con un proyecto político de izquierda que cambió profundamente la historia de Ecuador logrando una más justa distribución de la riqueza.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
  • “Una organización criminal”

    En el inicio del primer juicio por narcotráfico a Los Monos, la Fiscalía consideró que los
  • Casi todos en peligro

    El macrismo desapareció la línea que separa a la selva del Estado de derecho. Tal vez la p
  • Haddad crece en las encuestas

    Pese a que Lula sigue preso e incomunicado, y se le prohíbe participar de la campaña elect
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

De Ponti: “El paro responde al fracaso de este modelo económico”

La legisladora santafesina advirtió que el gobierno nacional insiste en su error. “Por est