La actriz, docente y performer Paulina Tovo presenta en Rosario Yo es Tú, una obra documental que dispara desde su historia personal un llamado de atención a la situación de los refugiados en el mundo, interpelando al público aquí y ahora.

Yo es Tú es una obra de teatro documental participativo que invita a trascender identificaciones personales para reavivar la empatía y cooperación. El público se adentra literalmente a la narrativa más confidencial de Paulina Tovo (Argentina, 1976), que llegó con 4 años desde nuestro país como refugiada a Dinamarca en 1980. La escenificación y los relatos en primera persona son acompañados por fragmentos de documentales de la televisión danesa de los años 1980 y 1981, sobre ella y su familia. Estos testimonios se entretejen con los de personas varadas en campamentos de refugiados griegos entre 2016 y 2017, a la espera del proceso de solicitud de asilo europeo, tal como se puede leer en la página oficial de su autora. Durante la obra, los integrantes del público serán confrontados a responder preguntas con respecto a sí mismos. Mientras, los parámetros teatrales se van disolviendo paulatinamente delante suyo, hasta llegar al encuentro genuino entre las personas presentes.

Con estos dispositivos basados en la experiencia, la dramaturgia, lo documental y lo performático, Paulina Tovo construye esta obra:Yo es Tú.

“Sentía que la mejor manera de llegar a tocar corazones era abriendo el mío, y ese fue el hilo conductor de la obra”, afirma la autora en diálogo con este periódico, y agrega: “Yo es Tú surge por la necesidad de contribuir a la humanización de la llamada «crisis migratoria» europea, que estalló en 2016. Es un intento por contribuir a la sensibilización con la problemática, mostrando que lo que hay detrás de la «amenaza al bienestar», transmitida en cifras por los medios de comunicación, son simplemente personas que intentan sobrevivir a una guerra”.

“Contar mi propia historia es una excusa para introducir las historias de refugiados actuales y para intentar llegar a algunas de las preguntas más esenciales que nos competen a todos los seres humanos. La intención también es contraponer dos experiencias extremadamente diferentes en cuanto a las condiciones del refugio. Creo que está siendo urgente una reflexión sobre el rumbo que estamos tomando como especie humana, porque estamos perdiendo nuestras mejores cualidades sin tomar consciencia de sus consecuencias futuras”.

Migraciones, intimidad y política
“Si bien hay un componente de denuncia en la obra –describe Tovo– mi discurso no es político en su sentido más literal. Entiendo que la situación del país, y en general del planeta, exige un accionar político de fuerte resistencia a los modelos gobernantes pero siento que en última instancia la lucha es contra una especie de Dios/Diablo Universal al cual no podremos vencer exclusivamente desde la oposición partidaria, porque no dejó margen de operación. Gobierna invisible por encima, por debajo y desde adentro de las organizaciones locales, y se cuela por todas sus estructuras y sistemas. Evitar que se nos infiltre en nuestro propio sistema de valores es de por sí un acto de resistencia, por otro lado nada evidente, porque se va abriendo imperceptiblemente camino con la promesa de salvación personal ante el derrumbe de todo tipo de sustento y ante semejante situación ¿cómo resistirse cuando el abismo está cerca? Es Diablo porque es causante de que para la inmensa mayoría de los humanos exista este derrumbe y abismo, y a la vez Dios, porque ofrece la quimera de la salvación al que se aferra a sus valores y los defiende a muerte. Sus valores crean avaricia y fragmentación, miedo y odio entre pequeños colectivos de individuos que sólo se identifican entre sí. Es la perfecta retroalimentación de un sistema de esclavitud globalizado al servicio de unos pocos. Mientras estos colectivos se matan entre sí por defender lo propio, los pocos conservan e incrementan su poderío”.

Por todo lo expuesto, Paulina Tovo expresa sus maneras posibles de resistencia: “Desarrollar valores como la empatía y la cooperación se ha convertido en una cuestión de urgencia desde mi perspectiva, evidentemente privilegiada por el hecho de tener un sustento básico bastante estable en comparación con la situación actual de la mayoría acá. Un sistema globalizado exige un cambio de paradigma que fomente la percepción de una comunidad global basada en el bienestar cooperativo. Para trabajar por la construcción de la comunidad global, es necesario poder ver al otro como un semejante, más allá de sus gustos y costumbres, revalorizar los aspectos que nos unen, entendernos a nosotros mismos y al otro en nuestros aspectos más esenciales, en definitiva, ahondar en las preguntas comunes a todos los seres humanos”.

La artista que vivió en Dinamarca, Barcelona y Berlín, culmina: “Bertolt Brecht decía con razón: «Primero está el comer y después la moral». Pero el neoliberalismo ha avanzado mucho desde sus tiempos y las grandes corporaciones económicas se están devorando con alevosía los valores humanos más esenciales para nuestra subsistencia. Mientras buscamos qué comer, no descuidemos del todo la moral, porque nos vamos hacia la exterminación colectiva, como decía el viejo Bauman”.

Yo es Tú se presenta el 14 de octubre a las 19 en el Galpón de la ciudad de San Jorge; y el 19 de octubre a las 21 en el subsuelo de Plataforma Lavardén de Rosario, con una función especial en el marco del ciclo El Cruce + Teatro x la Identidad, organizado por COBAI y Abuelas de Plaza de Mayo Rosario. La obra de Tovo realizó funciones en diversos escenarios del mundo. En su trayectoria forjó trabajos a través de una extensa red de trabajos barriales, y académicos que abarca diferentes aspectos como la expresión artística y difusión de Derechos Humanos.

  • Malvinas y después

    El reportero gráfico Diego Paruelo cuenta en imágenes la historia de un ex combatiente que
  • Festival Furioso de Dibujo

    Desde este miércoles 8 hasta el sábado 11 de noviembre se desarrollará en la ciudad la 4º
  • El cielo puede esperar

    ¿Qué sucedería si la muerte decide hacer huelga? A partir de este planteo, el eje de la hi
Más notas relacionadas
  • “El diablo es argentino”

    El dramaturgo Gustavo Guirado construyó en forma colectiva una versión propia de Fausto, q
  • “Es nuestro gran momento de acción”

    Colectivos de artistas locales invadirán el espacio público durante el fin de semana con v
  • Un viaje provocador

    El cuarteto, que presenta Inmaggin a través de Discos del Saladillo, propone climas sonoro
Más por Juan Pablo de la Vega
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Malvinas y después

El reportero gráfico Diego Paruelo cuenta en imágenes la historia de un ex combatiente que