El secretario de Energía Javier Iguacel se refirió a la denuncia penal en su contra que impulsó el fiscal Guillermo Marijuan, quien pidió anular el aumento que dispuso el Gobierno para compensar a las empresas por la devaluación.

El funcionario, en declaraciones a un medio radial, expresó: “Me parece que el tema no era para una denuncia judicial, pero me presentaré y que la Justicia decida. Está bien que los funcionarios estemos expuestos a dar explicaciones, pero todo lo que se hizo está dentro de la ley”.

Iguacel volvió a explicar que dentro de las opciones disponibles se dispuso espaciar la suba en 24 cuotas e indicó que si no se hacía de esta manera “en vez de 34,7 por ciento el incremento hubiera dado el 200 por ciento”.

El ex empleado de Pluspetrol agregó: “Buscamos resolver el problema respetando los contratos y teniendo en cuenta lo que le cuesta a la gente llegar a fin de mes. Para poder hacer eso se dispusieron estas 24 cuotas, que tienen un impacto más bajo que hacerlo de otra manera”.

El funcionario también manifestó que con la actual política energética se está reduciendo la cantidad de energía que Argentina tiene que importar: “Durante el invierno, por ejemplo, un tercio del consumo es importado y dos tercios son nacionales, en materia de gas. Estamos revirtiendo una situación de muchos años. Cristina (Kirchner) nos quiere hacer creer que esto de los contratos de gas en dólares es una novedad y ella misma firmó contratos de gas en dólares”.

Asimismo, explicó, en defensa de las distribuidoras: “Si no respetamos los contratos y volvemos a la política de importar cada vez más, el que pagó 3.000 pesos de factura, si era gas de Bolivia, hubiera pagado 6.000 y si era importado con barcos 9.000”, omitiendo decir que quien importaba el fluido de Shell en barcos era su antecesor Juan José Aranguren.

Iguacel apeló nuevamente al discurso del cambio cultural: “Durante tanto tiempo no pagamos nada por la energía y ahora tenemos que pagar esto y nos da bronca. Pero la energía tiene un costo y si no lo pagamos ahora lo vamos a pagar en el futuro mucho peor”.

Ante una consulta acerca de si los incrementos se podrían haber planteado de otra manera manifestó: “Estaba el que decía que había que aumentar todo de golpe y haciéndolo de manera paulatina y en todo 2016 llovieron los amparos. Tenemos que acostumbrarnos a la realidad de lo que la energía cuesta, tiene este costo para la sociedad. También es entendible que exista la desconfianza que un gobierno no esté haciendo lo mejor posible para la gente sino para otro, y esto no es así”.

Iguacel soslayó, obviamente, que los propietarios de las distribuidoras de gas son amigos y/o socios del presidente Mauricio Macri.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
  • La mordida del verano

    En otro tarascón al salario, el macrismo fijó tope del 23% para las primeras negociaciones
  • Los senderos que se bifurcan

    No fue la primera vez que el peronismo pierde una presidencial, pero lo que sí constituyó
  • Pum para arriba

    La divisa extranjera rompió su breve calma y otra vez superó la marca de los 39 pesos. Ade
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Bonadio y Stornelli denunciados por tortura y violación de garantías

El juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli fueron denunciados por dos ab