Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

La empresa Quiero Ver Guita SRL fraguó el rubro para importar el muñeco-mascota de los Juegos Olímpicos de la Juventud y los peluches quedaron retenidos en la Aduana. Sospechas sobre el proceso licitatorio para comercializarlos.

Pandi, el nombre que le pusieron a la mascota, simula ser un yaguareté, y la firma Quiero Ver Guita quiso comercializarlo en el marco del merchandising de los Juegos Olímpicos de la Juventud, para lo cual se presentó, en absoluta soledad, en la licitación convocada por el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a cargo de Horacio Rodríguez Larreta, quien firmó el decreto que la habilitó.

El titular de la empresa Quiero ver guita –inscripta ante la Afip en 2008 para la compra, venta, fabricación, distribución, exportación e importación de ropa, marroquinería, sombreros y accesorios– es Carlos Germán Eguía, único oferente de la licitación para compras y contrataciones de los Juegos Buenos Aires 2018.

Hasta allí, todo más o menos bien, pero de pronto surgió una denuncia por irregularidades, realizada por el periodista Ernesto Rodríguez, quien –según publicó el sitio Infonews– sostuvo que el peluche fue cotizado a un costo de 300 pesos, “un monto que en el ramo textil suena abultado, ya que desarrollar un modelo de tamaño regular en una empresa china y replicarlo en cantidad cuesta no más de dos dólares por unidad”.

En el artículo titulado “Liberen a Pandi”, publicado en el sitio ephectosport, Rodríguez puntualizó que el 31 de julio pasado, “el Boletín Oficial de la ciudad publicó la Resolución 129/UPEJOL/18 con firma de resolución Juan Martín Areco, titular de la Unidad de Proyectos Especiales Juegos Olímpicos de la Juventud (Upejol), el ente que generó la administración que lidera Horacio Rodríguez Larreta para realizar las compras y contrataciones de Buenos Aires 2018”.

En esa resolución constaba que el 29 de junio se había adjudicado la compra de 1.700 muñequitos Pandi a Eguía.

El periodista indicó que “la Ciudad contemplaba un monto adicional de un millón de pesos para establecer los puestos de ventas de productos de merchandising en las diferentes sedes”, al tiempo que remarcó: “Lo llamativo del caso es que Upejol terminó aceptando la solitaria oferta de Eguía, quien cotizó sus servicios en 2.047.680 de pesos, un 35 por ciento por encima de lo que debía pagarse”.

Rodríguez agrega que “el yaguareté iba a venderse a 1.500 pesos cada uno (un precio alto por un muñeco de peluche de 20 centímetros y confección estándar).

¿Qué pasó con Pandi? Jamás salieron a la venta, porque el bueno de Eguía, para evitar oblar los aranceles que pagan los juguetes…¡¡¡los rotuló para su entrada al país como guirnaldas!!!

Lo cierto es los 5.000 Pandi no se encuentran en los stands de venta de merchandasing, sino que descansan tristemente en los containers retenidos por la Aduana, cuyas autoridades sólo permitirían retirar aquellos peluches necesarios para las premiaciones y una cantidad extra para regalar a los deportistas que no los hubieran ganado en competencia.

Obviamente, ya se inició una causa por posible contrabando, en cuyo centro está Quiero Ver Guita y su titular.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

El viento norte acompañó el regreso a las aulas santafesinas

Santa Fe organizó un acto virtual por la vuelta a las clases presenciales. Participaron el