Como parte del ciclo “Mateadas ciudadanas” del partido Nuevo Encuentro, la ex vicegobernadora María Eugenia Bielsa compartió un intenso y ameno diálogo con las más de doscientas personas que se acercaron al centro cultural “Barbarie” de esa fuerza política, ubicado en Richieri al 100, corazón de Pichincha.

Y lo que parecía ser una convocatoria con fuerte presencia juvenil terminó siendo una reunión –que como resaltó la propia arquitecta Bielsa– caracterizada por la diversidad etaria y también de procedencias, ya que al lugar se acercaron tanto vecinos del barrio –algunos llegados en bicicleta– como militantes locales y de distintos puntos de la provincia, lo que demostraba no sólo la eficacia del uso de las redes sociales sino también de la volanteada que se había desplegado por el barrio en los días previos.

Y, más allá de algunas afirmaciones relevantes de la ex vicegobernadora sobre la realidad santafesina –su agenda, sus problemas y posibles soluciones–, lo interesante es que la mateada, el “cara a cara”, parece el modo en que Bielsa se plantea su camino hacia el electoral que se avecina.

Aún sin hablar sobre su candidatura a la gobernación, ella volvió a pronunciarse por “una matriz de construcción política de abajo hacia arriba”.

La presentación de la mateada –que es parte de la campaña #NoTeQuieroAmarilla– estuvo a cargo de Gastón Seghetti y Sol Gonzalez de Cap, referentes de Nuevo Encuentro.

“Este es un espacio abierto donde no solo canalizamos la bronca que generan las políticas del gobierno nacional, sino que también transformamos ese malestar en militancia y participación activa”, afirmó la dirigente para lugar dar paso a Bielsa, quien en el arranque no pudo contener la emoción al identificar entre los asistentes a una persona –Jorge Fandiño– muy cara a sus afectos.

Luego, comenzó a exponer sus ideas acerca de las ciudades seguras en sociedades equitativas, y se abrió un intercambió que se prolongó durante casi dos horas, en cuyo transcurso no faltaron definiciones respecto ya no solo del modo de construcción política sino también de posibles compañeros de ruta, aspecto en el cual se mostró amplia y proclive a la unidad. “Santa Fe puede ser un faro”, dijo en ese sentido y lo explicó: “Este es un faro, donde nosotros podemos pensar en un proyecto que incluya a todo el movimiento nacional y popular”.

No es un dato menor el número de concurrentes a la mateada –que también se transmitió en vivo a través de Facebook–, más si se tiene en cuenta que se trató de un sábado por la tarde, ni tampoco lo fue la fluidez con la que circuló la palabra, transformando al encuentro en un “ida y vuelta” entre los asistentes y Bielsa, a quien ya parece sentarle muy bien ese formato. Para el cierre, quedó una foto colectiva, que se ha viralizado durante todo el fin de semana.

Más notas relacionadas
Más por José Osvaldo Dalonso
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Para despegar del subsuelo

Avanza el proyecto por un salario básico universal a trabajadores de bajos ingresos, para