El rojinegro derrotó 2 a 0 al Bicho, en el Coloso y por la 10ª fecha de la Superliga. De Felippe puso un equipo alternativo para darle descanso a los titulares de cara al cruce ante Central, y le respondieron de la mejor manera. Oviedo y Fydriszewski, los goleadores de la noche.

Al conjunto del Parque Independencia le alcanzó con tener un ojo en el Marcelo Bielsa y otro en Sarandí, para derrotar a Argentinos Juniors y llegar al partido de cuartos de final de Copa Argentina de la mejor manera. La jugada le salió bien al DT, que por la acumulación de cotejos, guardó a sus mejores piezas (a muchos ni siquiera los concentró) pensando en el duelo ante el rival de toda la vida.

La primera parte estuvo plagada de errores no forzados, y por esa vía llegaron las mejores situaciones, incluido el gol de Alfio Oviedo a los 21’: el Bicho no logró despejar bien en la salida y Víctor Figueroa asistió al delantero paraguayo, que tras acomodarse la pelota con la cabeza dejó sin chances a Lucas Chávez con un potente remate.

Después, la visita volvió a equivocarse en el fondo y el Negro Figueroa casi lo aprovecha con un derechazo rasante que rozó el palo más lejano del arquero rival. La respuesta en el área de enfrente también llegó por un mal pase rival, en este casi de Juan Ignacio Sills, pero Francisco Ilarregui estrelló su disparo se estrelló en el travesaño.

El segundo tiempo arrancó con un fallido control del debutante Nicolás Temperini (se le escurrió la pelota de las manos), pero reaccionó a tiempo para salvar su valla en la línea. Luego, el juvenil arquero rechazó una pelota desde su área y dejó increíblemente solo al reciente ingresado Francisco Fydriszewski (entró a los 10’ por el Espectro del Gol, un indicio de que podría estar ante Central) que definió al cuerpo del arquero.

La defensa del conjunto dirigido por Ezequiel Carboni dejó huecos por todos lados, y para colmo perdió a Enzo Ybáñez a los 36’ por doble amarilla. Tras varios intentos y con muchos espacios, la Lepra logró liquidarlo a los 38’ gracias a una buena jugada colectiva que culminó en los pies del Polaco Fydriszewski.

A la espera del clásico del próximo jueves, en el Viaducto, por los cuartos de final de la Copa Argentina, los conducidos por Omar De Felippe llegan con una victoria por Superliga y con los titulares descansados. Es un buen síntoma para la previa, que pretende extender en Sarandí.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Con alegría, che

Para seguir reclamando justicia por Bocacha Orellano, quien apareció sin vida en el Paraná