La gente acudió en masa al Gigante, a pesar del incómodo horario y la crisis que afecta a los bolsillos, y festejó enloquecida el triunfo del jueves ante Newell`s. Pero otra vez, el equipo volvió a la chatura y sigue sin ganar en la Superliga. Suma siete partidos sin sumar de a tres.

El mediodía del este domingo de noviembre tuvo la amabilidad de nublarse y, al menos durante el primer tiempo, el rey sol perdonó, aunque el calor se sintió igual. Claro que no vale como excusa para el mezquino y lento andar que ya es común denominador del Central de Edgardo Bauza de los últimos tiempos.

El golpe triunfalista del clásico borró de las retinas, pero por muy poco tiempo, los partidos anteriores. En este encuentro el Canaya apenas sacó un empate, en parte gracias al buen momento de algunos jugadores de gran jerarquía como el propio Germán Chaco Herrera, Leonardo el Colo Gil o Néstor Ortigoza, pero le costó mucho. Demasiado. Y al hincha también le costó. Hay que tener una paciencia infinita para soportar a este Central, al que se le dificulta adelantarse y que maneja una pelotita que vuelve y vuelve siempre para atrás del propio campo a kilómetros del arco de enfrente. Al menos, aún con la resaca del clásico, pudo remontar el marcador adverso por uno a cero, casi sobre el final y a duras penas.

Mientras el grito del empate se elevaba al cielo, el pueblo centralista no se podía imaginar otra cosa que Dios es canayón. Y lo reafirmó en el tiempo de descuento, cuando Colón se perdió el gol del triunfo.

A a pesar de todo, la fe sigue intacta de cara al futuro. Aunque nadie lo diga en voz alta, todos los cnayas sueñan con un campeonato, y el que más cerca está es el de la Copa argentina. Hacia allá va la enorme ilusión auriazul, montada en una nueva patriada clásica.

El próximo compromiso de Central será por la Superliga el viernes 9 de noviembre, a las 21, de visitante, ante Atlético Tucumán.

Más notas relacionadas
Más por Ernesto Ávila
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Volveremos, volveremos

El combinado nacional de fútbol de mujeres volverá a una cita mundialista después de una l