Los precios de las naftas y gasoil en las estaciones de servicio del territorio santafesino ya subieron 14 veces en lo que va del año, y promete más, según un informe de Ceso, que también da cuenta de la caída del consumo.

Un relevamiento de septiembre elaborado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso) –en los principales surtidores de venta al público de las ciudades cabecera de los 5 departamentos más poblados de Santa Fe– sostiene que el precio de los combustibles aumentó 63 por ciento promedio desde enero a noviembre en la provincia, y que el consumo de naftas disminuyó un 11,76 por ciento. Es más, si las petroleras pretenden absorber el atraso del que se quejan, el litro de nafta Súper superaría los 53 pesos.

“La política de desregulación y dolarización de los combustibles definida por el gobierno nacional implicó 14 aumentos en el precio de los combustibles líquidos en lo que va del año”, sostiene el informe, y sigue: “En Santa Fe los precios en surtidor se incrementaron un 63% en promedio desde enero a noviembre producto de la devaluación del tipo de cambio (+80%) y el aumento del precio internacional del barril de petróleo (+111%)”.

Desde la entidad advirtieron que “a pesar de la baja del último mes en el precio internacional del barril de petróleo y del dólar, el precio de los combustibles en Argentina seguirá en aumento”. Y agregaron: “Mientras que el dólar se redujo un 13% y el precio internacional del petróleo un 15% en el último mes, el precio de los combustibles en Santa Fe presenta aún un atraso respecto de los aumentos de estas variables a lo largo del año. De absorberse, el precio de la nafta súper podría alcanzar un valor de 53,50 pesos por litro”.

Ante esta situación, desde la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (F.E.C.A.C.) afirmaron que “con estos incrementos, hoy como están las cosas, deberían aumentar otro 9%”, y además advirtieron sobre el cierre de unas 800 bocas de expendio en todo el país, a raíz de la crisis que atraviesa el sector. Por lo pronto, es inminente una nueva suba.

Los aumentos de noviembre son de 2,5% en naftas y 3,9% en gasoil, para las principales estaciones de servicio de los cinco nodos más importantes de Santa Fe. “En el momento de mayor inflación del gobierno de Cambiemos, estos aumentos alimentan el problema y erosionan el poder de consumo de la población”, remarcaron desde Centro de Estudios.

El incremento en los precios también se reflejó negativamente en el consumo, según datos oficiales. En septiembre, la venta al público de naftas en la provincia disminuyó un 11,76% con respecto a agosto, de acuerdo a los números del Ministerio de Energía de la Nación; mientras que el consumo de nafta común disminuyó 8,22%, la Premium cayó 19,26%.

Más notas relacionadas
  • Se dice de mi

    Medios, editorialistas, políticos, gremialistas, redes sociales, hablan y especulan en tor
  • “Es una decisión escandalosa”

    “En una decisión escandalosa e inédita, el juez Postma dictó prisión preventiva de 43 días
  • Ubicaron al ARA San Juan

    La Armada Argentina confirmó la madrugada de este sábado que los objetos hallados a 800 me
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Se dice de mi

Medios, editorialistas, políticos, gremialistas, redes sociales, hablan y especulan en tor