La diputada provincial Mercedes Meier presentó una iniciativa en la legislatura santafesina para respaldar el ejercicio de esta práctica “en momentos de crisis, donde la psicología social ha tenido gran importancia”.

El proyecto presentado este jueves por la legisladora del Frente Social y Popular –del que también participaron en su elaboración las principales escuelas de la disciplina que desarrollan actividades en Santa Fe– “viene a respaldar un trabajo territorial, concreto y profesional que vienen haciendo desde años psicólogos y psicólogas sociales, en momentos de crisis en donde la psicología social ha tenido gran importancia, como vuelve a tener ahora por el momento que vive la Argentina”, según indicó su autora.

El iniciativa plantea regular el ejercicio de la profesión de Técnico Superior en Intervención en Ámbitos de Interacción Social, Técnico Superior en Análisis e Intervención en los Ámbitos Grupal, Institucional y Comunitario, Técnico Superior en Psicología Social, título vigentes hoy en la provincia de Santa Fe o títulos equivalentes de igual grado.

“La construcción del proyecto de ley contó con un intenso trabajo de legislación comparada con las leyes hoy vigentes en provincias como Corrientes, Chaco, Mendoza, y de proyectos de ley como los de Rio Negro o Entre Ríos. Pero por sobre todo, y lo que es principal, con la activa participación y protagonismo en su estudio y redacción de las instituciones de psicología social más prestigiosas y con mayor trayectoria en la provincia”, resaltó Meier.

Por su parte, su compañero de banca Carlos Del Frade, agregó que este oficio “es una clara construcción colectiva e histórica, y siempre en distintos lugares de la provincia que hemos recorrido la voz distinta en momentos difíciles era la de las escuelas de Psicología Social”, y concluyó afirmando que quienes lo ejercen “no se refugian en lugares cerrados, sino que van al encuentro de la sociedad, ponen el cuerpo, escuchan e intentan organizar. Es una herramienta de transformación de la realidad y por eso nos enorgullece acompañarlos”.

La voz de los y las profesionales

Marta Hernández, miembro de la Escuela Rosarina de Psicología social Dr. Enrique Pichon Rivière (Rosario) afirmó que “fue muy bueno poder formar parte de los debates de la elaboración de este proyecto en el que intentamos regular el ejercicio de la profesión. Porque es un trabajo que ha ido creciendo significativamente y es cada vez más requerido, porque no solo nos sentamos a escuchar, sino que como parte de los dispositivos la idea es leer con los protagonistas sus necesidad y elaborar proyectos colectivos para resolverlas. Y más aún en tiempos de crisis como los que vivimos, que también pueden profundizarse. Y es ahí donde la Psicología Social tiene herramientas y una teoría que pueden brindar respuestas”.

Por su parte, Mariana Zeballos, miembro de la comisión directiva de la Escuela de Psicología Social de Rosario (Irdes) sostuvo que “este primer paso es producto del trabajo que resume 40 años en la provincia y 50 en el país. Desde el inicio de Irdes y el desarrollo de las escuelas, esto recoge toda esa práctica y experiencia que ha dado un bagaje teórico que no sólo nutre a quienes estamos en las escuelas sino a muchas ciencias sociales”.

Sobre el desarrollo de la Psicología Social en Argentina es importante resaltar que se estableció en nuestro país a partir de la práctica clínica y la elaboración teórica del médico psiquiatra Enrique Pichon Rivière, quien desde la década del 40 fue desplegando una renovación en el campo de la psiquiatría a partir de una intensa práctica clínica y una profunda reflexión de las concepciones vigentes.

Según María Angélica Marmet, miembro de la Primera Escuela de Psicología Social de Santa Fe Dr. Enrique Pichon Rivière (ciudad de Santa Fe) “es necesario el reconocimiento a estos años de tarea, y en ese marco lo que pudimos hacer es recoger el desarrollo teórico y a partir de ahí poder decir qué hemos venido haciendo y para qué estamos habilitados los que hacemos Psicología Social”.

Entre las competencias que el proyecto de ley atribuye a quienes desarrollan la profesión se encuentra intervenir en situaciones de crisis, emergencias sociales y conflictos, intervenir en distintas áreas de la vida cotidiana que generan problemáticas para los sujetos, los grupos y las organizaciones comunitarias, operar en el ámbito de la prevención de situaciones problemáticas con relación a áreas tales como: educación, tiempo libre, trabajo, salud, promoción y acción social, trabajar en proyectos sociales para diseñar estrategias y dispositivos eficaces y eficientes que faciliten su realización, colaborar y potenciar la producción de recursos humanos en procesos interaccionales e integrar equipos interdisciplinarios y comunitarios.

Mercedes Martorell, también de la escuela de la ciudad capital, remarcó que esta ley “es un gran avance para quienes han egresado y quienes se han formado en nuestras escuelas, para quienes va a significar poder decir esto es lo que hacemos, cómo lo hacemos y con quiénes lo hacemos”.

En tanto, Sebastián Ferreyra –de la Escuela Rosarina de Psicología social– destacó que “es una formación que tiene a promover salud en la población, promoverla a través de generar espacios críticos de reflexión que posibilitan a los sujetos encontrarse con sus potencias, con sus posibilidades y capacidad de transformar la realidad en función de las necesidades colectivas”.

Más notas relacionadas
  • Se dice de mi

    Medios, editorialistas, políticos, gremialistas, redes sociales, hablan y especulan en tor
  • “Es una decisión escandalosa”

    “En una decisión escandalosa e inédita, el juez Postma dictó prisión preventiva de 43 días
  • Ubicaron al ARA San Juan

    La Armada Argentina confirmó la madrugada de este sábado que los objetos hallados a 800 me
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Perdiendo el control

La Justicia declaró inconstitucional la ley que trasladaba desde el Ministerio Público de