El juez federal Sebastián Casanello dictó la «falta de mérito» a Cristina en la causa que Clarín y La Nación bautizaron la «ruta del dinero K», en la que está detenido el empresario Lázaro Báez. Pero el brazo amarillo en la Justicia sigue desembozado.

Casanello resolvió la situación procesal de la ex mandataria. La causa por lavado de dinero está en etapa de juicio, con más de 20 implicados.

El magistrado la había convocado a declarar a Comodoro Py luego de que se lo ordenaran los jueces Martín Irurzun y Rafael Llorens de la Cámara Federal: hasta el momento, el magistrado se había negado a citarla pese a los pedidos del fiscal Guillermo Marijuan y de la Oficina Anticorrupción, por considerar que la ex mandataria era investigada ya por los mismos hechos en la causa por fraude en la obra pública a raíz de las licitaciones con las que se benefició Báez.

Según La Nación era un fallo “esperable”. Y ellos tienen la esperanza de que el juez, en cambio, la víncule con “la génesis del delito”. Y desde esa tribuna del periodismo corporativo recuerdan que “está acusada de haberle dado a Báez negocios espurios” que, según asegura el matutino porteño, “le permitieron hacer la fortuna que después lavó a través de Elaskar, Fariña, La Rosadita, cuevas porteñas, sociedades nunca declaradas y cuentas en el exterior”.

Así las cosas, el oficialismo sigue jugando sus cartas de forma desembozada para evitar el resurgimiento político del kirchnerismo y junto con sectores de la Justicia y grandes corporaciones mediáticas, encargadas de difamar y condenar de antemano, se llevan todo por delante.

Los tres últimos jefes de Gabinete del Gobierno de Cristina Kirchner, Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y Juan Manuel Abal Medina, quedaron procesados este viernes por decisión de la Cámara Federal, en un expediente en el que se investiga el destino de fondos públicos para programas de tratamiento de basura.

En tanto, la Cámara Federal de Casación dejó firmes las prisiones preventivas dictadas a empresarios y ex funcionarios kirchneristas en la causa por las fotocopìas de los supuestos cuadernos de la corrupción, por lo cual seguirán detenidos a la espera de una decisión sobre sus procesamientos.

Ese tribunal también rechazó un pedido de excarcelación de Carolina Pochetti, la viuda del ex secretario privado del fallecido Nestor Kirchner, Daniel Muñoz, investigada por presunto lavado de dinero, según la acusación de cobro de sobornos relatados en las fotocopias de los supuestos cuadernos del shakesperiano ex chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno.

Pero a pesar de todas las operaciones y escándalos judiciales, CFK sigue para arriba en los sondeos.

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Hablando de humo

El ex presidente improvisó un discurso en la Fundación Libertad. También, visitó el elitis