Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Cambiemos se encargó de engrosar la nómina –divertida y enfurecedora a la vez– que circula por redes sociales de los denominados Macri-tips. Al mismo tiempo que la Secretaría de Energía anunciaba el décimo cuarto aumento de los combustibles en lo que va del año, una suba del 70 por ciento acumulada durante 2018, distribuía la “Guía de conducción eficiente para vehículos livianos”, una suerte de consejos útiles para “ahorrar un 30 por ciento” en el consumo y sentirse un poco menos ultrajad@s por las mangueras de los surtidores cada vez que se visita una estación de servicio. Si tu auto tiene tecnología, como sistema start-stop (parada y arranque), caja automática o indicador eco drive para mejorar hábitos de conducción, o sos de los que bajan las ventanillas en lugar de usar el aire acondicionado, entrás en la lista de potenciales “ahorradores” sobre ruedas.

“El dólar baja, pero la nasta sube”, refunfuña un conductor, algo sudado, al volante de un Renault 19 en una estación de la zona sur de Rosario. La seguidilla de subas en los surtidores, tras la liberación de los precios, avivó el fuego inflacionario que quema billeteras. “De las 4.800 estaciones de servicio que hay en el territorio nacional, unas 800 corren peligro de cierre”, alertaron desde la Federación de Expendedores de Combustibles. Los puestos de empleo de los estacioneros que caminan por la cuerda floja tienen directa relación con otro dato que dio la Federación: indicaron que el sector atraviesa “una situación complicada, con una caída interanual del consumo del 8 por ciento en todo el país”.

Imagen: Juane Basso

La Asociación de Concesionarias de Autos de la Argentina (Acara) brindó información estadística y completó un cuadro de situación complejo, al informar que las industrias automotrices anotaron un retroceso del 40 por ciento en las ventas en octubre y las suscripciones a planes de ahorro cayeron un 50 por ciento. En un contexto de poda en el poder adquisitivo y recesión económica, con una devaluación que elevó el valor de los autos cero kilómetro hasta un 90 por ciento, cuando el mantenimiento del vehículo se hace cada vez más costoso, y una tasa de interés por las nubes, la venida a pique de las ventas de autos en el mercado interno es resultado cantado.

Surtidores surtidos

“El decimocuarto aumento de combustibles en lo que va de 2018 se produjo a pesar de la reducción en el precio del barril de petróleo internacional de 15 por ciento en el último mes y de una reducción de 13 por ciento del dólar. Ante esta situación, desde la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac) afirmaron que “con estos incrementos, hoy como están las cosas, deberían aumentar otro 9 por ciento”. Así se reflejó en un nuevo informe especial sobre combustibles que distribuyó la regional Santa Fe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso).

Los aumentos de noviembre hasta ahora fueron de 2,5 por ciento en naftas y 3,9 por ciento en gasoil, para las principales surtidoras de los cinco nodos más importantes de Santa Fe. “En el momento de mayor inflación del gobierno de Cambiemos, estos aumentos alimentan el problema y erosionan el poder de consumo de la población”, se consideró en el reporte del Ceso.

“La política de desregulación y dolarización de los combustibles definida por el gobierno nacional implicó que en Santa Fe los precios en surtidor se incrementaron un 63 por ciento promedio de enero a noviembre producto de la devaluación del tipo de cambio (+80%) y el aumento del precio internacional del barril de petróleo (+111%)”, se señaló.

Más allá de los vaivenes internacionales, todo parece indicar que el valor de los combustibles en el país seguirá en aumento. “El precio de los combustibles en Santa Fe presenta aun un atraso respecto de los aumentos de estas variables a lo largo del año. De absorberse, el precio de la nafta súper podría alcanzar un valor de 53,50 pesos por litro”, calcularon en el informe.

Y concluyeron: “Como consecuencia de su alto y creciente precio, cae el consumo de nafta en Santa Fe. En el mes de septiembre, en la provincia el consumo de naftas disminuyó un 11,76 por ciento con respecto a agosto según datos de la Secretaría de Energía. Mientras que el consumo de nafta común disminuyó 8,22 por ciento, la premium bajó un 19,26 por ciento. La caída del consumo se da en el marco de un aumento del precio de naftas mayor al aumento salarial”.

Crisis multifacética

Por su lado, el Indec informó la quinta caída consecutiva para la industria, sector que ya trituró unos 90 mil puestos de trabajo. La actividad fabril se contrajo un 11,5 por ciento interanual en septiembre, el peor resultado durante la era Cambiemos y el mayor desplome de los últimos dieciséis años. Así, acumuló un retroceso de 2,1 por ciento en los primeros tres trimestres de 2018. Si bien todos los sectores mostraron resultados negativos, le fue peor a la industria textil, a la metalmecánica, a la industria automotriz, a la del caucho y del plástico. El ajuste y la devaluación amarilla muestran sus resultados. Para los empresarios, las expectativas no son las mejores, ya que pronosticaron una baja más pronunciada en el consumo interno hacia fin de año.

“Sólo este año se perdieron 30 mil empleos fabriles”, indicó José Urtubey, de la Unión Industrial Argentina, en declaraciones radiales. “El gobierno sigue pensando en modo financiero y no en modo productivo. Pasamos de la bomba de las Lebacs a las primas hermanas que son las Leliq. Y esto tiene un correlato directo con las tasas de referencia del Banco Central que hacen imposible el crédito productivo”, dijo el empresario salteño.

La construcción no fue la excepción y disminuyó 4,2 por ciento interanual en septiembre pasado, según datos del Indec. El freno en la obra pública y el retraso en la decisiones de edificar por parte del sector privado a raíz de la devaluación y el incremento de costos e insumos impulsaron la caída más importante del sector durante este año.

Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino mostraron una encuesta de expectativas que hizo foco en el tercer trimestre de 2018. “La agudización de la crisis económica está impactando decididamente en el entramado productivo nacional, poniendo en riesgo la producción local y el empleo”, según se desprende de los datos del informe patronal. En este sentido, la organización apuntó que “el 88 por ciento de los encuestados –en general, pequeños y medianos empresarios industriales– afirmó que su desempeño, en términos de ventas, fue malo o regular durante el período en estudio”. Para más detalles, la entidad empresaria alertó que las fábricas producen a menos del 60 por ciento de su capacidad instalada.

Bo-no cobrás”

Empresarios y sindicalistas de la CGT, junto al gobierno, negociaron un bono de fin de año que excluye a empleados públicos. Dicho pago extraordinario no remunerativo y obligatorio de 5 mil pesos se puede contabilizar a cuenta de futuras subas salariales, según prevé el decreto conjunto de los ministerios de Producción y Trabajo, punto para la polémica. La discusión en torno al bono, con el objetivo oficial de enfriar un nuevo paro general con el que había amagado la dirigencia dialoguista de la CGT, se da en medio de un altísimo índice de inflación que se mantiene, y proyecta una suba anual de precios del orden del 47 por ciento, y después de que varios gremios grandes actualizaron sus respectivas negociaciones salariales en paritarias.

Los trabajadores ven cómo mes a mes se reduce el poder de compra de sus salarios, y el bono vendría a mitigar un poco el impacto inflacionario sobre los bolsillos, entienden en las huestes del macrismo. Consultoras privadas midieron una inflación en octubre del 5,5 por ciento, un guarismo alto que, en buena medida, todavía se da por efecto del salto devaluatorio de agosto y los tarifazos. Entre los principales incrementos de octubre se resaltó el rubro alimentos y bebidas (4,8 por ciento).

Imagen: Télam

En los primeros días de noviembre continúa la tendencia ascendente en los precios. Empresas con posición dominante en el rubro alimentos y bebidas se despacharon con remarcaciones de hasta 20 por ciento en los últimos días, justificando el aumento en la nueva suba de los combustibles, ya que esto encarece el costo del reparto al momento de reponer productos en las góndolas de los súper.

Por las dudas, desde el sector empresario se atajaron y dijeron que el 60 por ciento de las empresas privadas no podrá hacer frente al pago del bono de fin de año. “El bono de la CGT, si se cobra íntegro, supone un ‘extra’ de 13,7 pesos diarios”, minimizó el sociólogo Artemio López en un tuit. Utilizando la misma red social, el economista Mariano Kelstenboin comparó: “En un año de recesión (2014), se otorgaron estos bonos de fin de año: metalúrgicos 3.000 pesos (a valor actual equivale a 9.974 pesos); la Uocra y Camioneros 3.500 (11.637 pesos a valor actual); Bancarios: 7.500 (24.936); Aceiteros: 11.740 (39.033) y Petroleros 24.000 pesos, lo que equivale a 79.797 pesos actuales. (El bono) de hoy es migaja”.

El líder de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, consideró que el bono de fin de año “es ficticio y engañoso”. Además de deslizar duras críticas hacia la dirigencia de la CGT, desde las CTA y el Frente Sindical liderado por Hugo Moyano avisaron que no hay bono que frene las protestas y las medidas de fuerza contra el plan económico neoliberal que despliega la nueva Alianza y Macri defenderá en la próxima reunión del Grupo de los 20 países industrializados y emergentes que se realizará en Buenos Aires el 30 de noviembre y el 1° de diciembre. Programa económico que cuenta con tutoría del Fondo Monetario Internacional, como lo confirma el proyecto de ley que busca sancionar el Presupuesto 2019. Es el mismo modelo que días atrás vetó la calificadora de riesgo internacional Fitch Ratings, al anticipar un “futuro político y económico incierto” para la Argentina. Si lo dicen ellos…

38.000

El Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (Cesyac) difundió el relevamiento de precios con base en Rosario correspondiente al mes de octubre, donde se registró un 7,64 por ciento de aumento con respecto a septiembre. Así, el monto total del gasto del consumo del hogar para octubre, tomando una familia con cuatro integrantes, llegó a los 38.000 pesos, según señaló el Cesyac.

 

Más notas relacionadas
  • La Pacha es el otro

    El enfoque ecologista de Perón, desde los inicios del movimiento al esclarecedor mensaje d
  • Tres tristes pestes

    Baja de la actividad, pérdida salarial, mayor desempleo y pobreza, encuentran relación con
  • A desconfinar salarios

    Con pandemia y recesión heredada, con más desempleo y caída económica, aunque con tenues s
Más por Guillermo Griecco
  • El contador del barrio

    En su décimo libro, Corazón futbolero, Eduardo Quintana vuelve a narrar historias que gira
  • Enumerar para combatir y reparar

    En un nuevo Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, un análi
  • La ESI, una herramienta

    La profesora Julia Ceruti integra los equipos de género de Amsafé y la CTA. Opina que el 2
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

El pueblo le dio el último adiós a Diego Maradona

El féretro salió de la Casa Rosada e irá por el Bajo hasta la autopista 25 de Mayo y tomar