Legisladores provinciales presentaron un proyecto para establecer la “Semana de lucha contra el acoso callejero”. «Es una de las tantas formas en que la violencia sexista se expresa en el espacio público”, plantearon.

“El acoso callejero es la manera que los varones tienen de ejercer poder en la calle, de forma anónima y sistemática”, señaló la diputada provincial de Igualdad y Participación, Silvia Augsburger, autora de la iniciativa junto a Rubén Giustiniani.

Según Augsburger, “los datos son contundentes”. “De acuerdo al informe «Argentina cuenta la violencia machista», en Santa Fe el 98 por ciento de las mujeres sufrió algún tipo de acoso callejero. Estas cifras son por demás de preocupantes y demuestran que debemos tomar medidas para que esta forma de violencia, encubierta bajo la idea del piropo, sea cada vez mas rechazada y dejada de lado», expresó Augsburger.

El parte de prensa difundido por los legisladores, explica que el proyecto establece la “Semana de lucha contra el acoso callejero”, a conmemorarse la primera semana del mes de abril de cada año –en el marco de su conmemoración internacional– con el “objeto de promover acciones en el territorio provincial para visibilizar, desnaturalizar y prevenir el acoso sexual en espacios públicos”. “En ese sentido, desde el Estado santafesino deberán realizarse actividades y campañas de difusión acerca del acoso sexual callejero, así como también implementar medidas para la erradicación de este tipo de violencia sexista y de sus consecuencias. Otro de los puntos que establece el proyecto es que esta temática sea incluida dentro de los lineamientos curriculares de la Educación Sexual Integral”, agrega el comunicado.

“Además –continúa la explicación de los legisladores–, la iniciativa tipifica las distintas manifestaciones del acoso callejero, clasificándolas en: Miradas lascivas; Comentarios de connotación sexual, directos o indirectos, sobre la apariencia física; Fotografías y/o grabaciones no consentidas; Contacto físico indebido o no consentido; Persecución o arrinconamiento; Masturbación o exhibicionismo, gestos obscenos u otras expresiones”.

«Lo últimos datos arrojados por algunos observatorios de femicidios hablan de mas de 200 femicidios en lo que va del 2018. Siempre insistimos en que los asesinatos de mujeres son la punta del iceberg de una cantidad de violencias y micromachismos que sostienen la violencia sexista a diario. El acoso callejero es una pata de esas violencias, invisibilizada, pero no por eso menos agresiva”, postuló Augsburger.

“Circular libres por el espacio público, no tener que cambiar de recorrido ante ciertas presencias o revisar qué ropa ponerse para no recibir comentarios al respecto, es parte de la lucha que llevamos adelante con el “Ni Una Menos”. Y este 25 de noviembre, además de reclamar que las políticas de ajuste del gobierno nacional nos afectan especialmente a las mujeres, que seguimos exigiendo medidas efectivas para erradicar la violencia machista, que vamos a seguir en campaña hasta que el aborto sea ley y que se aplique efectivamente la ley de educación sexual integral en todo el país; también vamos a visibilizar todas las violencias que sufrimos, entre ellas, el acoso callejero», finalizó la legisladora.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Convocan a un “Cabildo Abierto de los Pueblos”

Residentes de Chile, Bolivia, Haití, Ecuador y de otros países de América Latina, junto a