La Conmebol determinó este martes que la postergada superfinal de la Copa Libertadores se jugará el 8 o 9 de diciembre y que no será en Argentina. De todas maneras, Boca ya avisó que continuará pidiendo los puntos.

La final de la Copa Libertadores de América 2018, dos veces postergada el último fin de semana, se jugará el 8 o 9 de diciembre en el exterior, según se comunicó este martes la Confederación Sudamericana de Fútbol, tras la reunión que llevaron a cabo en su sede en Paraguay el presidente de ese organismo Alejandro Domínguez, los titulares de Boca, Daniel Angelici, de River, Rodolfo D’Onofrio, y de la AFA, Claudio Chiqui Tapia.

“El partido se jugará, sujeto a la decisión de la Comisión Disciplinaria de la Conmebol, el sábado 8 o domingo 9 de diciembre y fuera del territorio argentino”, reveló el paraguayo Domínguez en diálogo con los medios de prensa apostados en la ciudad de Luque.

El mandamás de la Conmebol sostuvo que “la reunión fue amena y me preocupé por decirles a los presidentes que cuando se comuniquen con la gente manden el mensaje correcto, el fútbol no es violencia, no es lo que se vio el otro día”.

Minutos más tarde, el presidente Xeneize aclaró que la postura del club es apelar todas las instancias posibles –incluida el TAS– para quedarse con la Copa sin disputar la final, reclamando la descalificación de River por los incidentes en las inmediaciones del Monumental y en el propio estadio, contra el colectivo que trasladaba al plantel de Boca.

“No aceptamos jugar ningún partido”, aseguró Angelici, y agregó:  “La Conmebol tiene antecedentes suficientes para darle la razón a lo que pide Boca. Yo vine acá muy firme sabiendo a qué venía: a escuchar, presentar la ampliación de la denuncia y a esperar lo que resuelva el Tribunal de disciplina”, que aún no se ha expedido.

Por su parte, River presentó un descargo en el que argumenta que la situación fue distinta a lo sucedido en los octavos de final de la edición 2015, cuando Boca quedó eliminado por una agresión a los jugadores riverplatenses con gas pimienta dentro de la Bombonera, mientras que lo sucedido el sábado pasado fue afuera del anillo jurisdiccional riverplatense, por lo que la responsabilidad es de los organismos de seguridad. La mala para la entidad Millonario es que también se difundieron videos en los que hay hinchas que arrojaron proyectiles al micro rival puertas adentro del Monumental.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
  • Fútbol y política

    Para Laura Hintze y Santiago Garat Es sabido: desde que se profesionalizó, el fútbol ha id
  • José Luis

    En la revista Humor, que mi vieja compraba religiosamente (¿Por qué carajo se dirá así?) y
  • Libertadores: River dio la vuelta en España

    River consiguió su cuarta Copa Libertadores. Dio vuelta el resultado frente a Boca, en ala
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Para Pichetto, “Macri hace kirchnerismo blanco”

En declaraciones que parecen ser una crítica a Cambiemos pero terminan siendo más duras co