El edil Horacio Ghirardi (Partido Socialista) replicó a su par del PRO Rodrigo López Molina y consideró que “para garantizar el traslado seguro de las personas, más aún cuando son niños, se debe reforzar el personal y los controles de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte”. El organismo “solo cuenta con nueve inspectores para todo el sur de Santa Fe. Ese es el problema”, indicó. Antes, el concejal justicialista Roberto Sukerman había mandado al de Cambiemos a estudiar “los proyectos de su propio bloque”.

“Todos estamos preocupados por el traslado seguro de las personas en el transporte de media y larga distancia, mucho más cuando los pasajeros son niños, pero que quede claro que la responsabilidad de controlar todos los aspectos técnicos y mecánicos de los ómnibus que salen o ingresan a Rosario, así como de la aptitud psicofísica de los choferes, es de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT)”, aseguró Ghirardi,

“Las declaraciones del concejal López Molina (PRO-Cambiemos) –agregó Ghirardi– tratando de endilgar toda la responsabilidad al municipio sólo aportan confusión y desinformación porque el verdadero problema es que la CNRT solo cuenta con 9 inspectores para el sur de Santa Fe, lo cual es evidentemente escaso para la magnitud de lo que debe controlar”.

“Aquí estamos hablando de la seguridad de las personas y López Molina se basa en una ordenanza que sólo refiere a la higiene de las unidades”, especificó el presidente del bloque Socialista..

“Seguramente se deberá coordinar mejor todos los aspectos del control, ingreso y egreso de colectivos a Rosario, pero si no se está haciendo de manera adecuada en la actualidad es porque la CNRT no tiene personal suficiente para controlar los ómnibus durante las 24 horas”, insistió el titular del aludido bloque.

“Lo que debería hacer el gobierno del PRO es dotar de recursos a este organismo nacional y dejar de buscar responsabilidades en quienes, aún sin competencias directas, las están cumpliendo como quedó demostrado en el colegio La Salle”, aconsejó el concejal del socialismo.

“Debemos evitar que esto vuelva a suceder, pero la situación se detectó por la intervención del personal de la Dirección de Tránsito Municipal, que actúa a requerimiento tanto en la terminal de ómnibus como en las instituciones que así lo solicitan”, amplió el referente del bloque Socialista..

En ese sentido, Ghirardi insistió que todas las competencias sobre el transporte de mediana y larga distancia, tanto técnicas, logísticas, mecánicas o de la aptitud psicofísica de los chofreres es responsabilidad absoluta, por ley, de la CNRT. Tránsito Municipal sólo puede controlar lo relativo a alcoholemia”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Massa: “Nuestra patria necesita un gobierno de unidad nacional”

El ministro de Economía y candidato UxP protagonizó un acto organizado por la CGT, las CTA